SECCIONES
  • El amor es sabiduría en los locos, y locura en los sabios.| Samuel Johnson

martes 4, de octubre , 2022

El policía que mató a su suegra y a su sobrinito para vengarse de su ex

El 21 de setiembre de 2014 un policía mató a tiros con su arma reglamentaria a su exsuegra y a su sobrinito de 8 años en Mendoza. Lo hizo para vengarse de su expareja, quien había decidido cortar con la relación debido a los malos tratos. La Justicia dictó un fallo histórico en contra el hombre de la Fuerza.

El doble homicidio causó gran repercusión en la provincia y fue un caso sin precedentes, en el que por primera vez un hombre era condenado por femicidio trasversal. Además, el Ministerio de Seguridad también debió responder por el hecho e indemnizar a la familia de las víctimas.

José Miguel Ontiveros tenía 35 años y 10 como efectivo cuando amenazó a su ex, Yamila, y le dijo: «Vas a sufrir por el resto de tu vida».

Tres meses pasaron hasta que el policía cumplió su promesa. Si bien tenía una prohibición de acercamiento hacia la mujer, esto no le impidió acercarse a la familia de ella. Tal es así que aquel 21de setiembre de 2014 fue hasta la casa de quien fue su suegra, Gabriela Fernández (44), ubicada en el barrio Solares de San Antonio, en El Bermejo, Guaymallén.

Una hermana de Yamila vio por la ventana de la vivienda que Ontiveros se aproximaba corriendo con el arma en su mano. Rápidamente fue hasta la puerta para cerrarla y el hombre intentó abrir. Se produjo un intenso forcejeo hasta que la joven se dio cuenta que su sobrinito Benjamín, de 8 años, estaba afuera de la casa andando en bicicleta.

Sin pesarlo dos veces, la abuela del pequeño salió corriendo de la propiedad para protegerlo. Las detonaciones se escucharon en todo el barrio. Cuando una de las hijas de la mujer fue a la calle vio a su madre y al pequeño tendidos en el piso.

Las víctimas murieron producto de las heridas. El uniformado llamó a su ex y le dijo que había matado a su madre y a su sobrino. Quedó detenido y llegó a juicio.

Durante el debate la familia de Yamila sostuvo que las amenazas de Ontiveros comenzaron cuando ella decidió separarse. A tal punto que tras una audiencia en el Juzgado de Familia, el asesino se acercó y la amenazó con matarla. En ese momento se ordenó una prohibición de acercamiento.

El 4 de marzo de 2016 se conoció la sentencia. Por primera vez, la Justicia de Mendoza condenó a un hombre por femicidio transversal, es decir, matar a alguien para vengarse o causar sufrimiento a una tercera persona. Recibió la pena máxima de prisión perpetua. Esto debido a que la Primera Cámara del Crimen entendió que el acusado cometió el doble homicidio para hacer sufrir a su expareja.

Por otra parte, el Ministerio de Seguridad fue condenado a pagarle 1 millón de pesos a los parientes de los fallecidos en carácter de indemnización. Para los jueces del debate, desde la cartera no tomaron las medidas de prevención contra el efectivo a pesar de conocer las denuncias por violencia de género en su contra.

Fuente: MDZ

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción