El precio de la orfandad

Omar Parisi y Marisa Garnica enfrentan el peor momento político desde que abandonaron el Partido Demócrata para sumarse al kirchnerismo en la previa de las presidenciales de 2011. El ex intendente de Luján y la ex funcionaria municipal fueron criticados públicamente por el peronismo cuando se tomaron vacaciones.

Parisi dirige el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), y Garnica la Agencia de Seguridad Vial de Mendoza hace tres meses, donde además es cuestionada por no poder mostrar resultados de su gestión. 

En medio de las vacaciones del matrimonio, surgió una crítica en la Legislatura contra el titular del IPV por una contestación de ese organismo a la Cámara Baja, en una hoja manuscrita y a las apuradas, que fue considerada “una burla» por el presidente de la Cámara, Jorge Tanús, quien hizo saber esa opinión con un escrito público.

Compartir
Artículo anteriorEl precio de la orfandad
Artículo siguienteDefectos