El presidente chino pidió que el mundo no imite a Game of Thrones

El presidente chino, Xi Jinping, se reveló como fan de la serie de HBO «Game of Thrones» y cree que el brutal mundo ficticio de los Siete Reinos de Westeros no debería convertirse en un patrón para las relaciones internacionales en el mundo real.

Desde el estreno del primer episodio en 2011 y hasta la recién estrenada octava y última temporada, Game of Thrones ha obtenido un gran éxito en todo el mundo, y China no es una excepción, aunque los espectadores del país asiático han visto una versión editada con menos escenas de sexo y violencia.

Debido a su agenda extremadamente apretada, Xi también ha tenido que disfrutar de una edición especial de la serie, más corta incluso que la que han visto sus conciudadanos y preparada exclusivamente para él, dijo una fuente anónima a South China Morning Post. «La llamamos ‘la versión de diamante'», indicó la fuente.

El líder chino recientemente expresó en público su afición por la serie, diciendo a sus ayudantes e invitados extranjeros en una reunión en Pekín que «todos debemos asegurarnos de que el mundo en el que vivimos no descienda a la caótica guerra de los Siete Reinos de Westeros«