El presidente de la Cámara de Alvear le escribió una carta con tinte irónico a Grabois y los usurpadores de tierras

En diálogo con Diario San Rafael, Vavrik dijo que el motivo de su carta es “la bronca que produce ver estos grupos con la ignorancia y con la liviandad con la que toman temas como la producción y la agricultura”. Y agregó: “Soy un convencido de que a la Argentina le sobra tierra, lo que le falta es ganas de trabajar, ganas de producir y un Estado más inteligente que pueda juntar esas cosas”. 

En medio de la polémica nacional por la existencia de “ocupas” y del “Proyecto Artigas”, Andrés Vavrik (34), presidente de la Cámara de Comercio de General Alvear, envió una carta irónica al dirigente social Juan Grabois en la que –como posible “solución”– ofrece tierras y trabajo a la gente que compone su movimiento y que por estos días se encuentra usurpando terrenos en distintos puntos del país.
En diálogo con Diario San Rafael, Vavrik dijo que lo que le motivó a escribir esta carta “es la bronca que produce ver estos grupos con la ignorancia y con la liviandad con la que toman temas como la producción y la agricultura, desde el desconocimiento que lo hacen”. “Yo soy un convencido de que a la Argentina le sobra tierra, lo que le falta es ganas de trabajar, ganas de producir y un Estado más inteligente que pueda juntar esas cosas a las que me refiero; estoy convencido de que lo que están haciendo es una usurpación, un delito, por más que se lo quiera disfrazar de cualquier forma”, dijo, y agregó que a la tierra se puede acceder con responsabilidad, voluntad y con conocimiento.
Considera que Grabois, Victoria Donda y quienes los apoyan “son un sector díscolo dentro del oficialismo, que actúan contra el Gobierno, porque en campaña Fernández rechazó de plano la reforma agraria de Grabois”.

La carta completa
Desde el Sur de la provincia de Mendoza, me complace informarle que hay decenas de agricultores dispuestos a ofrecerles al “proyecto Artigas”, o cualquiera de los movimientos de agricultores usurpadores que usted dirige, la posibilidad de acceder a cientos de hectáreas, en forma de arrendamiento, a cambio de solo el 20% de la rentabilidad neta de sus futuras producciones.
Consideraciones para que sus revolucionarios agro-ecologistas tengan en cuenta a la hora de analizar el ante-proyecto:
1) Hay que pagar el derecho de riego, en promedio, deberían pagar por 3 hectáreas para regar uno. Si no pagás te cortan el servicio. No es nada barato.
2) Lo que planten hoy, lo van a empezar a cosechar dentro de 4 o 5 años (más o menos).
3) En primavera las heladas pueden alcanzar los 8 o 9 grados bajo cero, y perder todo el año de laburo.
4) En verano hay tormentas, a veces fuertes, y el granizo y el viento se pueden llevar toda la cosecha en minutos.
5) Generalmente la producción no tiene precio hasta el día de la cosecha, y en algunos casos hasta un par de meses después de entregado el producto. No gastaré líneas en explicar las variables.
6) Todos los insumos necesarios se ajustan al dólar blue, y los productos de la finca tienen el precio en pesos argentinos (estamos cerca de Chile, pero no tenemos la suerte de tener esa moneda estable, el peso chileno).
7) En las pocas ocasiones que la cosecha viene buena, no se consigue mano de obra porque los muchachos no quieren perder el plan, así que la fruta se pudre en el árbol.
8) Hace 140 años que hacemos obras hidráulicas para sostener el oasis, con recursos de los regantes. Después de 15 años que la crisis hídrica nos golpea cada vez peor, seguimos aguantando, pero tal vez, por un fallo de la Corte Suprema de la Nación, tengamos que darle el 25% de cauce del Rio Atuel a nuestros vecinos del oeste Pampeano, que quieren regar los tamarindos y darle agua a las chivas (en esa no te enojes Juan, el presi banca a La Pampa)
No los quiero asustar, son cosas comunes que le pasan al productor, no deberían abandonar su afán de evolucionar a una agricultura sustentable, por estas pavaditas.
Los esperamos a todos, y les informo que las labores se hacen en invierno para comenzar el ciclo en primavera, así que traigan abrigo.
A los primero 10 en llegar los esperamos con un varietal del Jorge Rubio y un Zummy en la terminal.
No hay necesidad de delinquir, si hay algo que le sobra a la Argentina es tierra. Siempre se logra un buen arreglo cuando hay ganas de trabajar y producir.

¡Buen año y Feliz cosecha, compañeros!
¡Abrazo Grande!
Luis Andrés Vavrik

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorLas góndolas de supermercados muestran faltantes de mercadería
Artículo siguienteTAPA 271020