El preso que pidió permiso para ver a Nahir Galarza fue liberado

El Tribunal Oral Federal de Paraná absolvió a Matías Caudana. El joven fue acusado de formar parte en calidad de “miembro” de una banda de narcotráfico liderado por su papá, Gonzalo Caudana. Hace unos días, el joven pidió el permiso para poder visitar a Nahir Galarza y fue autorizado.

Gonzalo manejaba a Buenos Aires para comprar la cocaína y regresaba a Entre Ríos para venderla a bandas menores, que tenían kioscos en Paraná y Concordia. En unos de esos viajes, en octubre de 2016, la Policía Federal (PFA) lo detuvo con 10,5 kilos en su auto.

El presidente del TOF, Roberto López Arango, aceptó que Gonzalo visite a Nahir en la cárcel. Para eso, Galarza debe expresar por escrito su consentimiento a recibir a Caudana en un salón de usos múltiples (SUM) de la unidad de mujeres.

Este jueves, por el voto de la mayoría, los jueces decidieron absolver a Matías, quien estuvo 2 años y 2 meses en prisión de manera preventiva. El joven fue el único al que los magistrados no encontraron pruebas. Anteriormente, trabajaba en una fábrica y había intentado ingresar a la carrera militar, pero no fue admitido.

El joven, de 20 años, volverá periódicamente a la unidad de varones para visitar a su papá y a la de mujeres, para charlar con su abuela, también condenada por narcotráfico en otra causa, donde podría cruzarse con Nahir.

Nahir se convirtió este año en la mujer más joven en ser condenada a prisión perpetuaen la historia criminal argentina, al ser encontrada responsable del homicidio de Pastorizzo, a quien mató de dos tiros en la madrugada del 29 de diciembre de 2017 en Gualeguaychú.