El productor Harvey Weinstein dio positivo de coronavirus en prisión

El productor de cine Harvey Weinstein dio positivo por coronavirus, por lo que fue puesto en aislamiento en el sistema penitenciario estatal de Nueva York, donde comenzó a cumplir hace tan sólo 10 días una pena de 23 años de prisión por dos cargos de abuso sexual.

Según informó la prensa estadounidense, Weinstein (68) está en la Instalación Correccional de Wende, una prisión de máxima seguridad en las inmediaciones de la ciudad de Buffalo a la que fue traslado el último miércoles desde la cárcel de la Isla de Rikers, más cerca de Manhattan.

Quien fuera un pope de Hollywood hasta hace apenas tres años es uno de los dos internos de Wende en tener un diagnóstico positivo por Covid-19.

De acuerdo a la información que las autoridades penitenciarias suministraron a medios como la revista Variety, hasta el momento tanto Weinstein como el otro preso son los únicos dos internos con coronavirus de una población carcelaria de más de 45.000 personas en todo el estado de Nueva York.

Los curva de contagios en la “Gran Manzana” se disparó en los últimos días, con cifras que ascienden a más de 15.000 infectados comprobados, según reportaron las autoridades sanitarias locales.

Otrora un gigante de la industria gracias a las productoras Miramax y The Weinstein Company, que él mismo fundó y dirigió, Weinstein vio cómo su vida cambiaba a fines de 2017, cuando numerosas mujeres comenzaron a denunciarlo por abuso sexual y violación.

Desde entonces fue acusado por más de 80 mujeres, muchas de ellas actrices prestigiosas como Salma Hayek, Rossana Arquette o Gwineth Paltrow, en una oleada que no sólo derrumbó su persona y su credibilidad profesional sino que también disparó los movimientos “Me Too” y “Times’s Up” que pusieron de manifiesto la cultura machista de acoso sexual en la meca del cine.

De entre todas las denuncias recibidas, dos de ellas llegaron a un juicio que finalizó con veredicto condenatorio en febrero último.

El jurado de civiles lo declaró culpable del abuso sexual en primer grado de la ex asistente de producción Mimi Haley y de la violación en tercer grado de la ex actriz Jessica Mann; crímenes por los que un juez de Manhattan lo condenó el 11 de marzo a 23 años de prisión