El PT presentará un pedido de juicio político contra Bolsonaro en Brasil

La conducción nacional del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil anunció  que presentará un pedido de juicio político contra el presidente Jair Bolsonaro por la crisis que atraviesa el país a causa de la pandemia de coronavirus que tendrá además el respaldo de movimientos sociales, organizaciones de sociedad civil y otras formaciones políticas.

“No da para más este gobierno”, afirmó la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann. “Bolsonaro es incapaz de dar respuesta a la crisis que estamos viviendo y no tiene condiciones ni capacidad administrativa y humana de conducir el país”, añadió Hoffmann, citada por un comunicado de la formación de izquierda, a la que adscriben los ex presidentes Lula Da Silva y Dilma Roussef.

Brasil vivió una semana de fuerte tensión por la incesante suba de casos y muertes por la Covid-19 hasta llegar al día de hoy con 222.877 contagios y 15.046 decesos, y con un ministro de Salud interino dado que ayer renunció el segundo titular de esa cartera en un mes a causa de desavenencias con el mandatario.

La dirección del histórico PT está trabajando con las “fuerzas democráticas y populares” para que el pedido sea elaborado y presentado la semana próxima y con la posibilidad de que otras fuerzas y organizaciones se sumen, añadió el texto, recogido por la agencia Europa Press.

Así, el PT participará en la campaña “Fuera Bolsonaro” que “mantendrá la lucha por el fin del Gobierno Bolsonaro”.

Lula, quien dirigió un fuerte crecimiento económico y la caída de la desigualdad durante sus mandatos, entre 2003 y 2011, viene criticando públicamente la gestión del actual mandatario ultraderechista, quien de todos modos ya recibió al menos un par de decenas de pedido de impeachment.

Lula fue sucedido por su vicepresidenta, Dilma Rousseff (2011-2016), quien fue desplazada por Michel Temer tras un proceso de destitución.

En las elecciones de 2018 Bolsonaro se alzó con el triunfo en las elecciones presidenciales después de que los tribunales inhabilitaran a Lula, quien era el favorito en las encuestas.