El rugby, un deporte “con espíritu de cuerpo”

El rugby es un deporte con miles de jugadores a lo largo y ancho del país, a pesar de “los golpes”. En San Rafael hay equipos que demuestran entrega cada fin de semana no solo en sus propios campos de juego, sino –quizás más– cuando salen de ellos. Al respecto dialogó con FM Vos (91.5) Carlos Araujo, ex presidente de la Unión Argentina de Rugby (UAR).
El rugby es una pasión para muchas personas. De hecho –según aseguró Araujo–en nuestro país hay más de 120 mil jugadores, aunque prácticamente todos juegan de manera amateur y solamente hay alrededor de 50 profesionales. “Para movilizar esa cantidad de jugadores amateur, ha sido necesario movilizar también cerca de 12 mil trabajadores que entrenan, se hacen cargo de los equipos, son dirigentes de clubes, hacen todas las funciones y es un suceso interesante. Hay mucha gente que se dedica a hacer función social”, dijo.
Señaló fundamentalmente que dado que se juega únicamente “por amor al juego en el 99% de los casos”, se trata de un deporte “con espíritu de cuerpo”. Por supuesto que además están Los Pumas y Los Jaguares, es decir, los profesionales, pero allí existe otra estructura y “esos son los menos”.
Cabe decir que este amateurismo no se replica en otros países del mundo. Inglaterra y Francia, por ejemplo, que son países con famosos seleccionados de ese deporte, poseen además varios equipos profesionales.
Analizó el rugby sanrafaelino, el que ha estado observando con buenos ojos. Dijo que la eterna división entre los clásicos San Jorge y Belgrano RC quizás debería romperse, al menos en la primera división, para tomar jugadores de cada uno de esos clubes y generar un solo equipo para los torneos nacionales. Ejemplificó que algo así se llevó a cabo con equipos rivales de Santa Fe.
Opinó también que es muy bueno que se haya generado un torneo que unió la Unión de Rugby de Cuyo con las de San Juan y Neuquén.
Por otra parte, explicó que Los Jaguares es un equipo creado hace algunos años para jugar el “Súper Rugby”, que es el torneo profesional del Hemisferio Sur, donde juegan Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica, cada uno con cinco equipos. En aquellos países se llevan a cabo partidos muy complejos, por lo que Argentina se enfrenta a equipos duros y muy entrenados que, además, juegan de local.