El sector inmobiliario local aconseja bajar un 20% las propiedades dolarizadas

Ante la escalada del dólar en las últimas semanas, desde el sector inmobiliario local salieron a recomendar a los propietarios que ajusten hacia abajo un 20 por ciento las propiedades con precios dolarizados para ajustarlas a su valor real. Asimismo, se informó que las renovaciones de alquileres se están sugiriendo con un 30 por ciento de incremento.
Es que la devaluación del peso generó inquietud en muchos sectores, algo a lo que no está ajeno el sector inmobiliario. Jorge Altamirano, presidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de San Rafael, dialogó con FM Vos (91.5) sobre la actualidad del sector a nivel local.
“La moneda norteamericana el último tiempo tomó una relevancia bastante importante. En San Rafael los valores respecto a esa moneda se vieron afectados pero en menor grado, porque nosotros tratamos de pesificar todas las propiedades. Para todos aquellos inmuebles tasados en dólares hemos adoptado la siguiente medida: hacer un 20 por ciento menos de lo que hoy cotiza para coincidir con el resto de las propiedades, si no sería imposible vender una propiedad, porque el dólar está muy alto y no condice con el valor del inmueble”, señaló Altamirano.
Pese al “sacudón” vivido recientemente con la suba de dólar, a nivel local, según el titular del Colegio, “el sector se ha mantenido estable, inquietante hace dos semanas, pero ahora es normal. La gente que tenía ahorros en dólares se vio favorecida por la corrida cambiaria y ha habido un reacomodamiento en este sector, se ha comenzado a nivelar la situación”.
A lo largo de lo que va del año, el dólar ha duplicado su cotización, aunque en San Rafael los precios de los inmuebles van más a mano con la inflación que con el billete verde.
“Hablamos hoy por hoy en pesos de un 20 o 25 por ciento más, puede haber casos del 30 por ciento más, el 100 por ciento de aumento quizás ocurra en Buenos Aires. No es el caso de nuestro departamento”, aseguró Altamirano.

Alquileres: subas
del 30 por ciento
Respecto a los alquileres, Jorge Altamirano indicó que “sobre el precio que ya traían para una renovación, lo que se estila hacer en estos momentos es calcular un 30 por ciento para esa actualización y otro 30 por ciento para el segundo año, que puede dividirse en cuatro semestres. Es lo que aconsejamos a los colegas y a los propietarios”.
Finalmente se refirió a que ese porcentaje se decide de acuerdo a lo que se ha acordado en las distintas paritarias. Así, precisó que “las paritarias que ha logrado el Gobierno con los gremios no estarían calculadas con la inflación como para llegar al alcance del bolsillo de cada cliente”.
La decisión de ajustar en orden al 30 por ciento y no al de la proyección inflacionaria en torno al 40 o 42 por ciento obedece a no querer perder a los inquilinos actuales o los potenciales, ya que no hay sectores que hayan acordado subas en sus salarios de acuerdo a las últimas proyecciones de la inflación anualizada, que terminará siendo, otro año más, superior a la prevista oficialmente.