El Tribunal de Nueva York volvió a fallar a favor de Mendoza por el reclamo de un fondo buitre

Mendoza obtuvo este jueves una victoria importantísima en los tribunales de Nueva York contra un fondo buitre. Se trata de la causa de un bonista que reclamaba el pago de 7.050.000 millones de dólares. La corte de apelaciones fue volvió a desestimar el pedido al considerar que había prescrito, y por ende, no hay bases legales para exigir esa deuda.

La causa había sido iniciada por Moshe Marcel Ajdler en el año 2016. En esta ocasión la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito siguió el criterio que en marzo de este año había anunciado la Corte de Apelaciones del Estado de Nueva York.

Según informaron, se consideró que una vez que venció el plazo para reclamar la deuda ya no existe una base legal para pedir por los intereses. De esta manera se confirmó la desestimación de la demanda contra Mendoza por haber prescribir. Así, Ajdler no puede reclamar ni capital ni los intereses por los bonos que posee.

Quienes trabajaron en defensa de la provincia en este reclamo internacional fueron el ministro de Gobierno, Lisando Nieri, y anteriormente su Dalmiro Garay (hoy juez de la Suprema Corte), y el fiscal de Estado, Fernando Simón.

Sobre el reclamo, se originó entre agosto y noviembre de 2016, cuando Mendoza recibió dos cartas por parte del abogado de Moshe Marcel Ajdler, donde se afirmaba que su cliente poseía bonos emitidos por la provincia en 1997 (en su momento Bono Aconcagua 2007). Estos no habían sido entregados en canje, y su monto ascendía a los U$S 7.050.000.

En este sentido reclamaban para recuperar los fondos, y los intereses que se habían generado.
Recordemos que en 1997 Mendoza emitió títulos de deuda al mercado internacional por 250 millones de dólares, con vencimiento a 10 años y con intereses a pagarse semestralmente hasta la fecha de vencimiento. Sin embargo en 2004 se reestructuraron esos títulos a través de una operación de canje que consistía en dar de baja los títulos emitidos bajo la denominación de Bono Aconcagua 2007, entregando en su lugar los títulos de deuda «Bono Mendoza 2018».

Esta operación de canje finalizó en 2008, pero quedaron algunos títulos sin canjear por una suma que asciende a los 10 millones de dólares. Parte de estos bonos son los que reclamaba Moshe Marcel Ajdler.