El Vaticano explicó el impactante gesto del Papa con los líderes de Sudán del Sur

De acuerdo a lo que reveló el Vaticano en su web oficial, la imagen del papa Francisco arrodillado con aparentes dificultades para besar los pies de los líderes de Sudán del Sur se argumenta por «el clima de perdón recíproco» de su encuentro en la Santa Sede.

Según Andrea Tornielli, director editorial del «ministerio» para la comunicación del Vaticano, el «retiro espiritual» inédito de 48 horas de las autoridades civiles y eclesiásticas de mayor rango de este país africano en la residencia en la que se aloja el Sumo Pontífice no era «una cumbre político-diplomática».

«Se trató más bien de una experiencia de oración y reflexión común entre líderes a los que, aún habiendo firmando un acuerdo de paz, les cuesta hacer que se respete», agregó Tornielli.

«Comenzaron un proceso, que termine bien. Habrá luchas entre ustedes, pero que se quedan en los despachos, ante el pueblo. ¡Unan sus manos!», afirmó, por su parte, este  jueves el Obispo de Roma luego de una oración conjunta.

Luego el Santo Padre se arrodilló ante el presidente de la República de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el jefe rebelde Riek Machar, exenemigos llamados a gobernar juntos en este Estado soberano​ ubicado en África Oriental.

«El acto de Francisco tuvo lugar una semana antes de que el gesto se reproduzca en las iglesias de todo el planeta en referencia a la Última Cena, cuando, de acuerdo a la tradición cristiana, Jesús lavó los pies de los apóstoles y les remarcó su vocación de servicio», remarcó Tornielli.