El viento derribó postes en Las Paredes y provocó caída de ramas

El gran protagonista de la jornada del martes fue el viento que, desde muy temprano, empezó a soplar con ráfagas que superaron los 60 kilómetros por hora.
Como consecuencia del fenómeno, en la esquina de calles El Chañaral y Ortubia, en Las Paredes, cayó una columna de cemento de tendido eléctrico y luego hizo lo propio un poste de madera. En tanto, un tercer sostenedor de cables quedó severamente dañado, aunque no se precipitó al piso.
En el lugar trabajó personal de Edemsa a raíz del corte de energía eléctrica que se produjo tras la caída del tendido.
Por otra parte, informaron desde Defensa Civil a Diario San Rafael, en distintos puntos del departamento hubo desprendimiento de ramas de árboles, en algunos casos de importante tamaño. “Lo importante es que no hubo daños en viviendas, vehículos ni personas heridas”, resaltó el titular del organismo, Jorge Pizarro.
Si bien en el turno mañana, en la zona sur, las clases sólo se suspendieron en Malargüe, la persistente acción del viento obligó a las autoridades de la Dirección General de Escuelas a extender la medida a San Rafael y General Alvear para los turnos tarde y noche en todas las modalidades.
En la tarde, una inmensidad de hojas esparcidas en veredas y calles comenzaban a ser recogidas por personal municipal y por responsables de comercios. El centro, tras la suspensión de clases, lució semivacío, ya que pocos se arriesgaron a salir de sus casas ante las amenazantes ráfagas, que no cesaron hasta el anochecer. El gran protagonista de la jornada del martes fue el viento que, desde muy temprano, empezó a soplar con ráfagas que superaron los 60 kilómetros por hora.
Como consecuencia del fenómeno, en la esquina de calles El Chañaral y Ortubia, en Las Paredes, cayó una columna de cemento de tendido eléctrico y luego hizo lo propio un poste de madera. En tanto, un tercer sostenedor de cables quedó severamente dañado, aunque no se precipitó al piso.
En el lugar trabajó personal de Edemsa a raíz del corte de energía eléctrica que se produjo tras la caída del tendido.
Por otra parte, informaron desde Defensa Civil a Diario San Rafael, en distintos puntos del departamento hubo desprendimiento de ramas de árboles, en algunos casos de importante tamaño. “Lo importante es que no hubo daños en viviendas, vehículos ni personas heridas”, resaltó el titular del organismo, Jorge Pizarro.
Si bien en el turno mañana, en la zona sur, las clases sólo se suspendieron en Malargüe, la persistente acción del viento obligó a las autoridades de la Dirección General de Escuelas a extender la medida a San Rafael y General Alvear para los turnos tarde y noche en todas las modalidades.
En la tarde, una inmensidad de hojas esparcidas en veredas y calles comenzaban a ser recogidas por personal municipal y por responsables de comercios. El centro, tras la suspensión de clases, lució semivacío, ya que pocos se arriesgaron a salir de sus casas ante las amenazantes ráfagas, que no cesaron hasta el anochecer.