Elevaron a juicio la causa contra Gustavo Matar y su hijo por chantaje

La justicia provincial elevó a juicio la causa contra el propietario de los medios InfoYa y radio Vibra, Gustavo Matar y su hijo Brahim, en una denuncia penal por chantaje realizada por empresarios de diversión nocturna y funcionarios.
En el día de ayer tras tres días de audiencias virtuales para tratar una serie de nulidades interpuestas por los abogados defensores, el juez Claudio Gil rechazó esos planteos y ordenó elevar a juicio la causa.
Según lo relatado a Fm Vos (94.5) y Diario San Rafael por el abogado Lorenzo Durán, representante legal del empresario Oscar Viscio (dueño del boliche Plan B) la elevación a juicio es por el delito de chantaje, que prevé entre 3 y 8 años de prisión.
Durán confirmó que “se ha dictado la medida por parte del doctor Claudio Gil, que entendió en esta incidencia, el fiscal Javier Giaroli ya había pedido la elevación a juicio imputando a Emilio Gustavo Matar y a su hijo Brahim por una serie de delitos, en lo que a mí respecta yo represento al señor Oscar Viscio, titular del boliche Plan B; hay dos imputaciones en dos hechos distintos donde tanto padre e hijo han sido imputados por chantaje, artículo 169 del Código Penal, que prevé pena de 3 a 8 años, y también por chantaje en grado de tentativa y extorsión en grado de tentativa en otras causas que se ventilaron en común”.
Agregó que la audiencia terminó ayer “porque los abogados defensores habían planteado la nulidad, se ha debatido tres días por audiencias virtuales y hoy Claudio Gil resolvió rechazar las defensas interpuestas y elevar la causa a juicio oral y público ante el tribunal penal oral colegiado de San Rafael”.
El abogado del bolichero Oscar Viscio señaló como “prematuro” hablar de una fecha de juicio ya que, explicó, resta el trámite en el tribunal para designar los jueces. El tribunal otorga un plazo a las partes para ofrecer las pruebas que se quieren hacer valer en el debate y una vez aceptadas se produce la incorporación de las mismas y se fija la fecha.
El letrado recordó que la denuncia en el caso de Viscio se originó porque “fue sometido a un bombardeo a través de la revista Info Ya de críticas sobre supuestas irregularidades, que algunas habrán existido y otras no, durante un par de meses fue bombardeado con eso y a raíz de eso personal municipal aplicó multas y demás; una vez atemorizado por los permanentes ataques, el señor Matar y su hijo se contactaron con un allegado al señor Viscio y le pidieron una suma de dinero a cambio de que dejarían de atacarlo. Así le entregó una suma de dinero a lo cual después Matar quería aumentar esa suma y así fue que se decidió previa conversación conmigo hacer la denuncia”.
Sobre la diferencia entre los delitos de extorsión y chantaje Durán dijo que “los dos son delitos contra la libertad de las personas, el chantajista amenaza con producirle algún daño a la persona ya sea al honor o a sus bienes o a un interés muy querido a cambio de una suma de dinero; son delitos similares pero el chantaje está indicado cuando se ataca el honor de las personas”.
Durán remarcó que no se trata de un ataque a la libertad de prensa. ”Que quede claro que no tiene nada que ver con la libertad de la prensa, en este caso no hablamos de protección de periodistas, acá se trata de un tema de pseudo periodistas que utilizan la extorsión y le hacen saber a otros sujetos que van a revelar un hecho, conducta o secreto que va perjudicar su imagen o negocio y lo intiman a comprar el silencio del medio para que no se formule la publicación”.