Elías Scalia incumplió con el régimen de “semi-libertad” y podría perder el beneficio

La semana pasada el juez Claudio Gil resolvió, tras un juicio abreviado, condenar a Elías Scalia por el delito “tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil” y aplicarle seis meses de prisión efectiva bajo la modalidad de “semi-libertad”, con salidas transitorias en el día y permanencia en la colonia penal Sixto Segura durante la noche, según lo que pactaron previamente el defensor del imputado y el fiscal Javier Giaroli.
El acuerdo, posteriormente homologado por Gil, fue incumplido en apenas 48 horas por Scalia, quien ahora podría perder el beneficio y permanecer en prisión, sin salidas transitorias, hasta tanto purgue su condena.
Según lo que pudo saber Diario San Rafael, el acuerdo consistía en que Scalia debía regresar –como máximo– a las 21 horas a la colonia Sixto Segura, donde debía permanecer hasta el día siguiente, cuando podía abandonar el predio, y así sucesivamente. Sin embargo, pasaron apenas un par de días hasta que Elías incumplió lo pactado. El sábado se hicieron las 9 de la noche y desde la colonia reportaron que Scalia no regresó, por lo que Giaroli ordenó su captura mediante la Policía, pero esta no encontró al sujeto. Elías decidió presentarse en el establecimiento de calle Tirasso recién a las 12 de la noche.
En virtud de lo anterior, Giaroli consideró que –con su conducta– Scalia incumplió las condiciones pactadas con su defensor, por lo que solicitó una nueva audiencia donde planteará al juez que el joven purgue su condena de forma efectiva y sin el beneficio de las salidas transitorias. De hacer lugar el magistrado al pedido de Giaroli, Elías permanecerá detenido hasta tanto se cumpla el período determinado en el proceso abreviado.
Cabe recordar que la sanción sobre Scalia recayó a raíz de su detención en los primeros días de enero, cuando la Policía descubrió –en su Peugeot 308– un revólver calibre 38, además de envoltorios con cocaína y una cuantiosa suma de dinero, mismos elementos que transportaba su hermano Marcos en un Audi A3 y por lo que también está detenido, pero además acusado de un robo a mano armada.
La actitud de Scalia no cayó bien en el Poder Judicial, pues consideran que no tardó “ni dos días” en abusar del beneficio que le había otorgado la Justicia y ahora tiene alto riesgo de perderlo.