Embalses del Sur: en el Atuel registran una leve mejora y en el Diamante están por debajo de la temporada anterior

Un nuevo año se fue en Mendoza pero lo que todavía sigue siendo notorio es la poca agua en los embalses, los cuales se encuentran todos por debajo de la media histórica. El sur no es la excepción y también se pueden ver los diques con poca cantidad de agua.
En lo que respecta a la cuenca del Río Atuel la situación marca que al último día hábil del 2020 los números marcaron 91 hectómetros cúbicos en El Nihuil y 26 en Valle Grande, totalizando 117 hectómetros cúbicos entre ambos, lo que marcó una leve mejora en relación a la temporada anterior cuando –a la misma fecha- El Nihuil registraba 61 y Valle Grande 30, un total de 91 hm3.
Pese a esta mejora en relación a la pasada temporada, todavía no llega a su media histórica desde el 2000 a la fecha que es de 139 hectómetros cúbicos y aún se encuentra a un 15% menos de esa marca.
La situación del Diamante marca que se empeoró en relación a la temporada anterior ya que la acumulación de Los Reyunos llegó a 181 hectómetros cúbicos y la de Agua del Toro a 87, cuando -la misma fecha de la temporada anterior- marcaban 192 y 106 respectivamente. De esta manera con 268 hectómetros cúbicos acumulados se encuentra por debajo de la marca del año anterior que llegó a 298.
En relación a la media histórica de acumulación es de 392 hm3, por lo que en la actualidad se encuentra a un 31% por debajo de esos números.
La situación también se replica en el Norte de la provincia, donde Potrerillos tiene un 21% menos de agua que la media histórica (incluso como el Diamante se encuentra con menos agua que en la temporada pasada) y El Carrizal registra un 18% menos, aunque como el Atuel ha mejorado en relación al año anterior.
Si bien son muchos los sanrafaelinos y visitantes que se divierten en las “playitas” que se forman en Los Reyunos y Valle Grande al estar los diques bajos, lo cierto es que arrancamos una nueva temporada con una cantidad baja de agua en los embalses sureños.

Compartir

¿Cómo interpreta el escándalo de las vacunas VIP?

Artículo anteriorDesde Fecovita aseguran que 2020 “fue un año positivo” para la vitivinicultura
Artículo siguienteLas heladas dañaron 7.144 hectáreas de frutales en nuestro departamento