Empezó el juicio por Chocolate, el cachorro que fue despellejado en Córdoba

El juicio por el caso del cachorro “Chocolate”, que murió en enero de 2017, empezó este lunes. El animal fue despellejado vivo en San Francisco, Córdoba. Por el asesinato hay un solo acusado: el peluquero Germán Gómez de 37 años, que estuvo 22 días detenido en febrero.

Gómez está imputado por violación de domicilio y maltrato animal. Es el único sospechoso de haber atacado al perro. Esta tarde, cuando finalizó la primera audiencia del juicio, dio una improvisada conferencia de prensa en la que denunció que la causa en su contra “está toda armada”. “Me echan la culpa porque vivo cerca del lugar. Tengo la verdad y la conciencia tranquila”, le dijo Gómez a medios locales.

En total, en esta primera ronda de declaraciones, fueron siete los testigos que se presentaron. La madre de Gómez habló durante casi una hora. El último en dar testimonio fue el veterinario Roberto Carlos Ferrero que atendió a Chocolate los días previos a que muriera.

En el expediente de la causa figura que pese a los intentos de los veterinarios, las heridas no cerraron y tras una semana de agonía, Chocolate murió el 10 de enero. La elevación de la causa a juicio había sido pedida en agosto del año pasado por el fiscal Oscar Gieco. El abogado Sergio Corón Montiel presentó en su momento un recurso de oposición para evitar que se haga el juicio, el cual fue considerado improcedente por la jueza de control. Tras otras presentaciones, finalmente confirmaron la elevación a juicio. “Germán Gómez está imputado por violación a la ley 14.346 de maltrato animal y por violación de domicilio”, explicó hace unas semanas Gretel Monserrat, abogada querellante.

Según detalló en su momento la abogada, en la mayoría de los casos los juicio se suspenden antes porque se les otorga a los acusados una “probation” con tareas comunitarias o donaciones a instituciones. La pena a la que podría enfrentarse Gómez está estipulada por la ley 14.346, que indica un máximo de un año de prisión. “Nunca hubo prisión efectiva, pero yo la voy a pedir”, indicó la querellante.