En 1981 se tenían los estudios para la construcción del aeropuerto internacional

Hace 37 años, precisamente en el invierno de 1981, un grupo de empresarios nucleados en la Cámara de Comercio, con el apoyo de la Municipalidad y otros dirigentes de peso de esa época, conformaron la “Comisión Proaeropuerto de San Rafael”, por la que pregonaban la necesidad de contar con una estación aérea acorde al sostenido crecimiento que, en aquellos tiempos, ya protagonizaba nuestro departamento.
Las gestiones de la Comisión tuvieron resultado en 1983, cuando se construyó e inauguró la pista que actualmente tiene el aeródromo de Las Paredes. Fue en 1997 cuando quedó oficialmente constituido el aeropuerto Santiago Germanó, con capacidad de albergar vuelos de pasajeros. A 21 años de ese importante avance, los sanrafaelinos urgimos de un nuevo aeropuerto, con carácter internacional y la posibilidad de recepcionar aviones de mayor tamaño. San Rafael, como segundo lugar en importancia de la provincia, merece una moderna estación aérea.
Bajo este panorama, Diario San Rafael, gracias al aporte de Edgar Carlos Lecumberry, reconocido vecino de nuestra zona, pudo obtener el documento por el que la Cámara de Comercio sostenía su pedido de mejorar el aeropuerto y darle el carácter de internacional, lo que a través de nuestras páginas volvimos a reflotar varias décadas después. Lecumberry trabajó, durante muchos años, con Marco Aurelio Marín, hombre que luchó, mediante distintos aportes, por el desarrollo regional. Se le reconoce, por ejemplo, haber peleado –contra viento y marea- para la ejecución del corredor internacional Pehuenche, hoy por hoy el segundo paso a Chile en importancia que tiene Mendoza.

La introducción del documento del proyecto original de 1981
En el comienzo de la carpeta técnica dice: “La Comisión Proaeropuerto San Rafael, no ha querido quedarse en el plano de las exigencias o de los reclamos de la necesidad de un aeropuerto para la región del Sur mendocino, sino que tratando de adelantar pasos en la comprensión del problema y la concreción de las soluciones, ha encarado el objetivo, muy ambicioso por cierto, de hacer una descripción del potencial económico, productivo, social y humano de la región para que se comprenda, realmente, tanto en el seno de la comunidad, como en las autoridades pertinentes, la urgente necesidad de transformar y modernizar, el tráfico aéreo comercial y tráfico aéreo de cargas de San Rafael”.
“Conscientes de que realizar un aeropuerto nuevo en la ciudad, implicaría un esfuerzo muy costoso y de realización a largo plazo, es que nos abocamos a la tarea de hacer un exhaustivo reconocimiento del aeródromo de Las Paredes, analizar lo existente y verificar sus posibilidades de modernización, crecimiento y desarrollo”.
“De aquí es que surge una propuesta de esta comisión, donde se propone un plan maestro, que contempla las posibilidades de dicho aeródromo”, se puede leer en el documento original de la década del ochenta.
La Comisión, conformada por empresarios y dirigentes de importancia en San Rafael, adjuntó –en dicha propuesta- descripción física, población, actividad agropecuaria, industria, minería, comercial y bancaria, datos que serán difundidos por nuestro diario en las próximas ediciones y por los que remarcaremos cómo se evolucionó e involucionó en alguno de los aspectos anteriormente mencionados.
Es necesaria reflotar el espíritu emprendedor y de progreso y formar una nueva Comisión
La reapertura de la Comisión Proaeropuerto de San Rafael, para esta época donde desde Diario San Rafael y diferentes voces se aunaron para que se invierta en la estación aérea departamental, resulta clave y para ello deben organizarse quienes hoy son parte de las Fuerzas Vivas sanrafaelinas, con la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria a la cabeza de la entidad, apoyada –necesariamente- por la Municipalidad de San Rafael y quienes nos representan en el Poder Legislativo Provincial y Nacional, aprovechando –en este último caso- que dos sanrafaelinos, Omar Félix y Federico Zamarbide, tendrán voz y voto –hasta el 2021- en el Congreso de la Nación.

La opinión de Lecumberry
Edgar Lecumberry visitó nuestra redacción y, además de aportar importantes documentos de la Comisión Proaeropuerto que se conformó en los albores de la década del 80, remarcó la necesidad de que San Rafael tenga un aeropuerto internacional de cargas.
“Actualmente los vuelos transoceánicos que llevan diferentes cargas salen desde Chile. Deben pasar por nuestro cielo, al día, no menos de 35 vuelos. Si San Rafael contara con una estación aérea acorde para esa actividad, desde aquí podríamos exportar producción agropecuaria a diferentes partes del mundo, lo que representa una inmejorable oportunidad para mejorar las arcas de la economía local”, ejemplificó Lecumberry.
“Destaco que –en el último tiempo- se estén reuniendo sectores sociales, políticos y económicos. Vine hasta a Diario San Rafael porque es el medio que impulsa la necesidad de invertir en el aeropuerto y se hace eco de todos los proyectos que surgen al respecto. Les aseguro que si no se unen los diferentes sectores que integran sanrafaelinos que toman decisiones, no vamos a cumplir el objetivo”, dijo Lecumberry.
El ejemplo, sin dudas, deben tomarlo los actuales dirigentes de quienes conformaron la Comisión Proaeropuerto en la década del 80, los que consiguieron la construcción de la pista del aeródromo local. La gestión fue impecable y, casi 40 años después, hay que imitarla” finalizó Lecumberry