En Argentina matan a una mujer cada 32 horas

La violencia de género en Argentina sigue siendo un flagelo difícil de combatir. La cantidad de femicidios aumenta año tras año y, según el último informe de Observatorio Mumalá (Mujeres de la Matria Latinoamericana), desde enero hasta agosto de este año son 178 las mujeres fallecidas en el país.
Victoria Aguirre, coordinadora de esta organización, explicó en FM Vos (94.5) la situación que atraviesan las mujeres en la actualidad y que esta cifra podría aumentarse dado que hay casos en etapa de investigación.
“Seguimos contabilizando cada vez más femicidios, a los ocurridos en estos ocho meses debemos sumarles otros 29 que se están investigando, y posterior al informe han sucedido siete más. No paran de matarnos y las estadísticas indican que las muertes se producen cada 32 horas. Es algo muy grave”, dijo.
Aguirre se refirió a la falta de dinero para combatir esta problemática mundial. “No faltan políticas ni acciones, pero lo que sí falta es presupuesto. Por ejemplo, hubo un recorte de casi el 30 por ciento en el Instituto Nacional de las Mujeres. En el último presupuesto era de 11,36 pesos para cada mujer, lo cual hace difícil pensar en la posibilidad real de erradicar la violencia en nuestro país”, explicó.
La prevención y la educación parecen ser los pilares de la lucha contra la violencia de género y desde Mumalá también sostienen que es de suma importancia la implementación de la Educación Sexual Integral (ESI).
“Hay que educar en igualdad, el femicidio tiene base en la desigualdad y para romper esa estructura patriarcal, hay que hacer foco en la educación y la transversalidad”, esbozó Aguirre.

La deconstrucción
La coordinadora de Mumalá señaló que actualmente los hombres se están dando cuenta de la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres. “Acá hay una relación de abuso-poder que lleva al femicidio. Los hombres y todos sabemos que debemos deconstruirnos para poder combatir esta problemática”, contó la mujer, quien hizo hincapié en el rol de la Justicia respecto a las denuncias.
“Sigue existiendo una falla judicial porque no existe la capacidad y entendimiento de poder abordar una denuncia de violencia de género. Por eso pedimos la implementación de la Ley Micaela para que los funcionarios se capaciten”, puntualizó Aguirre.
Para cerrar, Victoria instó a que los gobiernos, sea cual fuese el color político, “lleven adelante políticas serias contra la violencia de género y que no quede en solo una campaña electoral, porque las mujeres estamos en peligro todos los días”.