En lo que va del año ha llovido un 24% menos que en 2017

En los primeros siete meses del año apenas han llovido 47 milímetros sobre San Rafael, según los datos de Contingencias Climáticas para la estación ubicada en Las Paredes. La cifra representa un 24 por ciento menos que el mismo período del año pasado.
Los números reflejan que en dos meses apenas se ha registrado una precipitación de 3 milímetros. La estadística indica que en enero cayeron 12.2 mm, en febrero 11mm, en marzo 11.8mm, en abril 0mm, en mayo 9.2mm, en junio 0mm y en julio 3.2mm. Esto suma 47.4 milímetros en lo que va del año.
Mientras que en el 2017 en esos primeros siete meses la cantidad de lluvia acumulada fue de 62.2 milímetros y no hubo ningún mes donde no se registrara aunque sea un poco de precipitaciones, a diferencia de este año donde en dos meses el registro es cero.
Si la comparación se hace con el 2016 los números de este año resultan aún más secos, ya que el 2016 fue un año muy lluvioso por El Niño y sólo en los primeros siete meses hubo 199.8 milímetros.

El ingeniero agrónomo Raúl Besa, consultado en FM VOS, señaló que “este año, que aún no termina, tenemos una cantidad de precipitación algo por debajo de lo que normalmente se registra en esta época”. Besa aclaró que el período de más lluvia en San Rafael comienza en octubre y por eso puede llegar a revertirse la actual pobreza de lluvias.
“Para este año las tendencias indican que a fin del invierno y en la primavera tengamos algún incremento aunque leve de las precipitaciones debido a la posibilidad de desarrollo de un Niño débil”, señaló.
Sin embargo la actual sequía en este período ya complica a la actividad ganadera y además preocupa de cara a la venidera temporada de incendios ya que la maleza seca es más combustible y las llamas toman ferocidad y avanzan más rápido en un monte o campo seco.
Respecto a las temperaturas, Besa anticipó que “en el promedio al inicio de la primavera podríamos tener temperaturas un poco más altas, de todas formas se pueden registrar puntualmente algunas temperaturas bajas; hay que tener en cuenta la fenología de las plantas”.
Este año la floración de los frutales vendría cumpliendo su ciclo normal, algo que es bueno para evitar las heladas tardías.