En Mendoza, la gerente de Aerolíneas ratificó que no habrá modificación de horarios de vuelos pero negó la suspensión del servicio

La Ciudad de Mendoza fue sede de una reunión entre integrantes de la Cámara de Comercio de San Rafael y la gerente regional de Aerolíneas Argentinas en el marco del pedido de dar marcha atrás con la modificación horaria dispuesta por la empresa para el servicio aéreo San Rafael – Buenos Aires, que nuestro diario había avisado semanas antes de que se pusiera en funcionamiento este horario.
En virtud que desde el pasado 5 de marzo el vuelo a la Capital Federal parte casi a las 5 de la tarde, el titular de la Cámara, Rubén Piastrellini junto a Hermes Suizer e Ignacio Aldao, les comunicaron los perjuicios de esa determinación a la gerente regional Gabriela González y al jefe comercial de la Sucursal Mendoza, Darío Leglise.
En consonancia con lo expuesto en anteriores oportunidades, los empresarios solicitaron, una vez más, la marcha atrás de la disposición de Aerolíneas y argumentaron que “no es beneficioso para muchas personas que realizan viajes ejecutivos, las que representan un importante porcentaje de quienes ocupan los aviones que salen desde San Rafael a Capital Federal”.
Por otra parte, los integrantes de la Cámara solicitaron sumar una nueva frecuencia para el invierno, con la posibilidad que salga antes rumbo al aeroparque Jorge Newbery, habida cuenta que el actual servicio –en época invernal- llegará de noche a Buenos Aires. Eso, para quien deba realizar un trámite, implica la necesidad de pagar una noche de hotel en la Capital Federal, concretar la diligencia al día siguiente y ahí recién poder regresar. En cambio, saliendo desde la Ciudad de Mendoza a las 6 de la mañana y regresando en el último vuelo, el viajero ejecutivo se ahorra abonar hospedaje. Esa inobjetable ecuación, es la que puede perjudicar notablemente a San Rafael con el correr del tiempo.

La visión de Aerolíneas
Como vocera de Aerolíneas Argentinas, Gabriela Goncalves defendió la decisión de la empresa respecto a la modificación horaria y sostuvo que “este horario es el que tenía el vuelo a San Rafael históricamente” y desmintió que salgan aviones con el 30 por ciento de ocupación. Sin embargo, la funcionaria se refirió al caudal de pasajeros de la primera semana posterior al cambio horario, sin analizar qué sucederá en el mediano plazo, en razón de lo explicado en párrafos anteriores.
“Que un destino esté conectado, para nosotros es que tenga un vuelo diario. Y San Rafael lo tiene. En este momento tenemos una restricción operativa de los recursos, a eso atiende el cambio horario. Para el año que viene se prevé que la compañía no tenga que recibir subsidios del Estado y sea sustentable”, alegó Goncalves.
Además la funcionaria aseguró que “no es intención de la compañía dejar de volar a San Rafael”. En ese sentido reconoció que “tiene un gran potencial” y que estudiarán la posibilidad de sumar otra frecuencia que –remarcó- “funcionó muy bien el año pasado”. En relación al costo del pasaje, expresó que “el cupo de tarifas promocionales no es fijo y San Rafael tiene precios similares a los de Mendoza”.
Respecto a la condición infraestructural del aeropuerto Santiago Germanó, Goncalves se mostró dispuesta a colaborar en un estudio técnico para determinar si la estación aérea está preparada para recibir aviones de mayor porte y que puedan operar otras aerolíneas. Eso sí, la funcionaria recordó que “eso no es potestad de la compañía”.
Desde la página web de Prensa del Gobierno de Mendoza, aseveraron que “por parte de Aerolíneas, la Cámara de Comercio de San Rafael y del Gobierno provincial, acordaron trabajar en conjunto para que el destino crezca y se fortalezca turística y comercialmente”.
En mayo habrá una nueva reunión entre Goncalves y empresarios locales para analizar los avances de los puntos planteados.

Pedido de Cornejo
Desde el Ente Mendoza Turismo que preside Gabriela Testa, señalaron que –en el marco del vuelo inaugural del Boeing 737 Max 8 que aterrizó la semana pasada en Mendoza- la funcionaria, a pedido del gobernador Alfredo Cornejo, se reunió con directivos de Aerolíneas, entre ellos el gerente general Abbott Reynal, y les planteó la necesidad de sumar una segunda frecuencia San Rafael-Buenos Aires, como así también la reconsideración de la modificación horaria.