En Mendoza también impulsan proyecto para que personas condenadas no puedan ser candidatas

Luego de que se logre el consenso necesario para tratar en el Congreso de la Nación el proyecto de ley “Ficha limpia”, que busca que las personas condenadas por hechos de corrupción no puedan presentarse a elecciones para cargos públicos, Mendoza evalúa tratar una propuesta similar a nivel provincial.
El proyecto fue impulsado en la legislatura mendocina por la diputada radical María José Sanz, con fundamentos similares al de la ley nacional. La intención es que los condenados no puedan presentarse, aunque la condena no esté firme.
“Impulsamos esto desde la provincia porque lo que se está trabajando en el Congreso Nacional hace referencia a los cargos nacionales y nosotros estamos propiciando una normativa similar, tal vez con algunas consideraciones distintas, para los cargos provinciales, porque las jurisdicciones provinciales tienen Constitución y reglamentaciones propias, como es la ley orgánica de los partidos políticos”, dijo la legisladora, y agregó que lo que se busca entonces es que los candidatos a concejales, intendentes, legisladores, gobernador y vicegobernador de Mendoza también estén alcanzados por “Ficha limpia”, una legislación que obtuvo gran éxito en Brasil. “Simplemente estamos proponiendo que todas aquellas personas condenadas –aunque no tengan sentencia firme– por delitos que tengan que ver con la corrupción, contra el orden económico y financiero de la provincia, contra la administración pública, no puedan ser candidatas”, resaltó.
Por otra parte, la legisladora lamentó que sea necesaria una normativa así debido a que “la gente vota a la corrupción”, permitiéndoles a corruptos alcanzar cargos públicos. “Hay que hacer un mea culpa desde las dos partes, porque para mí el que vota corruptos es cómplice”, señaló, y pidió que “se los mida a todos con la misma vara”, destacando que no acepta el “roba pero hace”.
Aclaró que debido a que proyectos de esta magnitud requieren de mucho estudio, seguramente demorará en aprobarse.