En septiembre hay que ir dos veces más a las urnas para elegir intendente y gobernador

La “mesa” electoral que diseñó la política argentina y cada gobernante por su lado ya hizo concurrir a las urnas a los sanrafaelinos en tres oportunidades. Sin embargo, en todos los casos se trató de elecciones PASO y ahora se vienen las generales.
En San Rafael elegiremos el intendente que comandará el departamento hasta 2023 el próximo domingo 1 de septiembre. Esto sucede ya que el actual jefe comunal, Emir Félix, decidió anticipar las elecciones locales y separarlas de las provinciales. Fue en medio de la disputa por la constitucionalidad del decreto del gobernador Alfredo Cornejo para limitar la reelección de los intendentes, que finalmente salió favorable a la postura del Gobernador, pero ya con el cronograma electoral iniciado y con un acuerdo de que la decisión judicial será solamente válida a partir de las próximas elecciones municipales, es decir, en 2023. Desde esa fecha cada intendente mendocino solo tendrá una posibilidad de reelección, es decir, un máximo de ocho años consecutivos.
El 1 de septiembre los sanrafaelinos elegirán entre los tres candidatos que sortearon el piso legal del 3% de los votos válidos en las PASO del 28 de abril pasado. En el cuarto oscuro estarán las boletas que encabezan Emir Félix, del frente Elegí; Abel Freidemberg, de Cambia Mendoza; y Mario Casteller, del Partido Demócrata.
Habrá que ir nuevamente a las urnas el 29 del mismo mes para elegir gobernador. Es que el actual mandatario separó la elección provincial de la nacional. Los candidatos que la gente encontrará en el cuarto oscuro son los que superaron el mínimo exigido en las PASO provinciales de junio pasado. Son Rodolfo Suárez (Cambia Mendoza), Anabel Fernández Sagasti (Elegí), José Luis Ramón (Protectora Fuerza Política) y Noelia Barbeito (Frente de Izquierda y los Trabajadores).
Luego quedará al menos una elección más, que es la general nacional para elegir presidente. La fecha es el 27 de octubre y los candidatos son Macri, Fernández, Lavagna, Espert, Gómez Centurión y Del Caño.
La forma directa de no ir a balotaje es sacando el 45% o más de los votos. También superando el 40% y obteniendo al menos 10 puntos de diferencia sobre el segundo.
En caso de que haya que ir a una segunda vuelta, será la séptima concurrencia a las urnas de los sanrafaelinos y se desarrollará el 24 de noviembre.
Con lo que ocurrió en las recientes PASO nacionales, este sistema de primarias abiertas quedó aún más cuestionado, ya que ningún frente fue a internas, que es el espíritu de una primaria, y el Estado gastó casi 4 mil millones de pesos en esta elección. Además, en lo político, dejó a un candidato mucho mejor parado que el propio presidente con varios meses aún por delante para la asunción de quien resulte ganador, algo que generó una semana de locura en los mercados y una nueva devaluación del peso argentino.