Encontraron el oro robado y hoy juzgan a uno de los ladrones

Parte del botín robado a la joyería "Oscar"

La Policía y la Justicia provincial actuaron rápida y efectivamente para intentar esclarecer el violento robo ocurrido el sábado pasado contra la joyería “Oscar”, en la tercera cuadra de la calle Coronel Suárez de nuestra ciudad. Si bien aún resta concretar la detención de al menos dos protagonistas del atraco, las autoridades pudieron dar con el oro sustraído aquel día y hoy juzgarán a uno de los ladrones.

El asalto
El sábado, cerca del mediodía, tres hombres ingresaron al local comercial, redujeron al propietario y a su hija, los golpearon y luego robaron dinero en efectivo (pesos y dólares), además de relojes, cadenitas y anillos de oro, totalizando más de medio kilo de ese metal precioso, equivalente a una significativa suma de dinero.
No obstante, un detalle no estaba en los planes de los cacos: Normando Orcajada, un policía que se encontraba fuera de servicio observó la situación y, constatando que se trataba de un asalto, actuó para detener a los asociales. Dos de los asaltantes pudieron subirse a un vehículo Volkswagen Voyage que se encontraba estacionado en la zona (se investiga si había otro cómplice como chofer), mientras que el restante –llamado Francisco Zamora Valdez (29)- fue aprehendido y reducido por Orcajada y otro policía de apellido Manrique que se había sumado a la persecución, y puesto a disposición de la Justicia.
Desde ese momento, la investigación encabezada por el fiscal Javier Giaroli enfocó su accionar en la búsqueda de los evadidos y de los elementos robados. Así, el miércoles, se realizaron algunos allanamientos en la célebre galería Tonsa, de la capital provincial, y en un domicilio particular de Guaymallén, que determinaron el secuestro de dos armas de fuego y la detención de un hombre mayor de edad de apellido Bazán.
Minutos después, y merced a tareas de inteligencia, se determinó que dos hombres se encontraban en viaje hacia Buenos Aires con el oro robado por lo que la Policía montó un operativo en el Arco Desaguadero y allí detuvo a Agustín Aranda y Arturo Montes y secuestró joyas de oro varias totalizando 752 gramos de ese metal precioso. Cabe destacar que, para los investigadores, estas tres personas detenidas en el norte provincial no serían los autores del asalto en nuestra ciudad sino que actuarían como “reducidores” de los elementos robados. En simultáneo, se continúa con las tareas pertinentes para dar con el paradero de los otros hombres que perpetraron el ataque contra la joyería.

Juzgan al ladrón detenido
Francisco Zamora Valdez, el sujeto detenido poco después del asalto por dos policías que se encontraban fuera de servicio, será sometido hoy a juicio por ese hecho y podría recibir hasta 15 años de prisión.
El hombre, de 29 años y oriundo de Las Heras, tiene en su haber un amplio prontuario delictual dentro del cual se destacan condenas por portación de arma de fuego y robos agravados. De hecho, desde que cumplió la mayoría de edad ha pasado más tiempo preso que en libertad y su última estadía tras las rejas (de 8 años) se había extendido hasta el mes pasado.
Las características del hecho y de su aprehensión determinaron que Zamora Valdez enfrente un proceso especial de juzgamiento denominado “en flagrancia” puesto que, como quedó dicho, fue sorprendido inmediatamente después de cometer un delito, lo que habilita ese instituto procesal.
Hoy, Zamora Valdez enfrentará la acusación del fiscal Javier Giaroli, quien le imputó el delito de “robo agravado por uso de arma impropia y por ser cometido en poblado y en banda en calidad de coautor”, figura que depara una posible condena de entre 5 y 15 años de prisión. La jueza de garantías María Vera será la encargada de dictar la sentencia.