Enfermedad de Chagas: la transmisión materna ya origina más casos que la vinchuca

La enfermedad de Chagas, transmitida en el imaginario popular por vinchucas en viviendas precarias rurales de las provincias endémicas, está cambiando de cara. Debido a los progresos en el control del insecto que actúa como vector del parásito, médicos y autoridades advierten que en el país ya son más los nuevos casos originados por vía vertical o congénita, es decir, de madre infectada a hijo, aunque menos del 10% de los eventos se notifica y se calcula que más de la mitad de las veces se pierde la oportunidad de un tratamiento precoz, rápido y efectivo.
En un nuevo trabajo que publica la revista Medicina (de Buenos Aires), Sosa-Estani y colegas estudiaron el fenómeno en el período 2002-2014. Consignaron que en el país nacen alrededor de 1500 niños por año con infección por Trypanosoma cruzi [el parásito de la enfermedad]». Y aunque los únicos datos disponibles provienen del sector público, comprobaron que la tasa de transmisión madre-hijo en las distintas provincias no guarda relación con la proporción de embarazadas positivas para el parásito ni con el riesgo de la población de contraer la infección por picaduras de vinchuca.
Para los especialistas, las derivaciones del hallazgo son claras: la percepción de riesgo de transmisión congénita no debería limitarse a las provincias y zonas que solían considerarse las más asoladas. «En términos absolutos, hoy habría más personas infectadas en grandes urbes que en áreas endémicas».
Sosa-Estani calcula que hace 30 años había alrededor de 10 veces más casos por picaduras de vinchuca que por transmisión madre-hijo. Sin embargo, las vías se invirtieron. El informe estadístico más reciente de la Organización Mundial de la Salud, publicado en 2015 con datos de 2010, ya estimaba para la Argentina que la transmisión de la madre producía más infecciones que la vectorial (por vinchuca): 1457 versus 1078. Y la última guía de la Secretaría de Gobierno de Salud para la atención al paciente con Tripanosoma cruzi, de julio de 2018, oficializó la presunción: «Se estima que la vía congénita de infección sería la más frecuente en la generación de nuevos casos». La transmisión por donación de sangre o trasplante de órganos hoy es virtualmente inexistente por los controles de laboratorio.
Héctor Freilij, fundador del Servicio de Parasitología y Chagas del Hospital de Niños Gutiérrez dijo que no hay una búsqueda sistemática de los casos congénitos. Los sistemas de salud deben comprometerse a ofrecer el diagnóstico y tratamiento oportuno en el primer nivel de atención, que es donde la mayoría de los afectados pueden ser asistidos.