Escocia: Dijo por error que era terrorista y desató una pesadilla

Lo que iba a ser el viaje de sus sueños con su novio a Nueva York se convirtió en una auténtica pesadilla para Mandie Stevenson.

Esta escocesa de 28 años a quien diagnosticaron un cáncer de mama en 2015 había planeado viajar a EE UU este mes de septiembre, por lo que rellenó con previsión el formulario online ESTA (siglas en inglés del Sistema Electrónico para la Autorización de Viajes), imprescindible para los ciudadanos europeos, ya que exime tener que solicitar una visa regular a ese país.

Sin embargo, a la hora de responder a la pregunta «¿Busca participar o alguna vez ha participado en actividades terroristas, espionaje, sabotaje o genocidio?», Stevenson respondió por error «sí» al pulsar sobre la casilla incorrecta.

Según ha contado al programa de radio Mornings de la BBC en Escocia, esta joven no se percató de este fallo hasta que su solicitud para entrar en EE UU fue rechazada días después.

«Creo que cuando me desplacé por la página web hice clic en ‘sí’ por error, y en esa pregunta, que es la peor de todas», asegura en declaraciones que recoge el diario The Sun.

Para enmendar su error, tuvo que acudir varias ocasiones a la embajada estadounidense en Londres para tratar de convencer a los funcionarios de que no era una amenaza para la seguridad.

Tras mucho insistir, accedieron a entregarle una visa regular, aunque no le garantizaban que llegaría a tiempo antes de volar a Nueva York, por lo que decidió postergar el viaje.

«Me costó 800 libras, pero he logrado cambiar todo, aplazar las entradas y reprogramar nuestras reservas en restaurantes», indica. La nueva visa llegó, pero justo un día antes de la salida del vuelo que tenía programado inicialmente. A pesar de ello, Stevenson y su novio Ross viajarán finalmente en octubre para ver cumplido su sueño.

«Lo peor fue que cambiamos todos nuestros planes y volvimos a reservar para octubre porque la embajada me aseguró que la solicitud no se procesaría a tiempo», comenta. «Ahora me río de ello, pero es toda una lección para tener cuidado en adelante con estos formularios y una advertencia a otras personas para que lo verifiquen todo por triplicado», concluye Stevenson.