Estaba inhabilitado para conducir y volvió a ser detenido con más de 1 gramo de alcohol en sangre

Nicolás Sibiglia, conductor de un Peugeot 307, fue detenido anoche, luego de dar positivo en un control de alcoholemia realizado en el interior del parque Yrigoyen. Durante ese mismo procedimiento, la Policía comprobó que estaba inhabilitado para conducir todo tipo de vehículos, a partir de otra causa por alcoholemia que ya tenía condena por parte del Juzgado de Faltas.

Según pudo saber este diario, Sibiglia intentó huir de agentes policiales que pretendían controlarlo en la rotonda del gaucho, sobre calle Santa Fe. Luego de una breve persecución, el joven fue interceptado por agentes de la Policía Vial, quienes sometieron al joven al test de alcoholemia y éste arrojó 1,24 g/l.

Cuando los agentes acudieron al sistema informático para avanzar con el procedimiento por el resultado de la alcoholemia, se sorprendieron al advertir que Sibiglia estaba inhabilitado para conducir, en virtud de otro control en el que también había superado el gramo de alcohol en sangre.

En función de lo ocurrido, Sibiglia fue trasladado a la Comisaría 32ª donde por un lado se abrió una causa por Infracción al Código de Contravenciones, correspondiente a la graduación alcohólica que presentó al ser controlado, y por otra parte un nuevo proceso por “Desobediencia Judicial”, teniendo en cuenta que ignoró la inhabilitación para conducir que había resuelto el juez Oscar De Diego. Además, quedó secuestrado el Peugeot 307 y en los próximos días se conocerá la nueva multa que deberá costear el infractor.

 

La imagen de la nota es ilustrativa.