Estacionamiento Controlado labra más de 3 mil multas al mes

“Ojalá hiciéramos menos”, comentó Oscar Fregenal, a cargo del área, y se refirió a las agresiones que reciben. “Hemos llegado a tener 22 inspectores, hoy son 14. Hay gente que se jubila o pide el traslado porque se cansa de los insultos en la calle, no se van a hacer pegar o matar por la misma plata”, dijo. 

Más de 3.000 multas al mes se hacen en promedio en el área de Estacionamiento Controlado, que registra como un problema recurrente el maltrato a los inspectores y administrativos de parte de personas que son multadas por no poner la tarjeta correspondiente para estacionar.
Si bien respecto al año pasado la cantidad de multas ha bajado, hay que tener en cuenta que durante un tiempo parte de la Yrigoyen estuvo cortada por la obra de remodelación y que se han entregado unas 20 mil tarjetas más en comercios, lo que indica que se han colocado más tarjetas.
Oscar Fregenal, a cargo del área de Estacionamiento Controlado, aseguró en ese sentido que si bien ha bajado la cantidad de multas respecto al año pasado, el área sigue siendo rentable. El funcionario se refirió a las agresiones físicas e insultos que sufre el personal.
“El último episodio grave fue hace un mes, le pegaron a un inspector, son cosas incomprensibles, creo que es un problema de educación, no les importa el género cuando tienen que insultar, siempre tiene la culpa el inspector, que es un ser humano común y corriente. Si hace la multa es un intolerante, si no la hace es un vago”.
Actualmente se hacen entre 3.000 y 3.200 multas al mes en promedio entre los 14 inspectores que conforman el sistema.
“Ojalá hiciéramos menos. Hemos llegado a tener 22 inspectores, hoy son 14. Hay gente que se jubila o pide el traslado porque se cansa de los insultos en la calle, no se van a hacer pegar o matar por la misma plata”, aseguró el funcionario, que añadió que hay gente que cree que cobran más por hacer multas, algo que no es cierto. “Cuando estacionamos en una vereda, estamos perjudicando a un vecino”, afirmó.
“Hay gente que viene acá groseramente diciendo que ‘a ustedes les pagan para hacer más multas’. El inspector tiene el sueldo común según la categoría, no tiene ningún adicional por más multas”.
A diario se cobra el 50 por ciento de las multas que se hacen entre las personas que hacen el pago voluntario. Al resto se le hace el apremio legal.