Este año sólo se cosecharon 70 mil toneladas de fruta

|
|

El sur fue la zona más afectada por las heladas, y la producción frutícola se redujo en 171.373 toneladas en relación con la cosecha 2013, según el informe del Instituto de Desarrollo Rural. Las más afectadas son la ciruela y el durazno, que retrocedieron un 90 y un 80% respectivamente.

 

En la presentación del Primer Panorama Agrícola del 2014, el Instituto de Desarrollo Rural, destaca la gran pérdida que ha tenido la fruta de la provincia de Mendoza, la cual se vio altamente afectada en la actual temporada por las heladas registradas en septiembre de 2013.

Debido a esta inclemencia se  perdieron porcentajes muy importante de la cosecha de frutas de Mendoza. La producción de cereza se perdió prácticamente en su totalidad, también se registraron importantes pérdidas en la ciruela (90%), durazno para consumo en fresco (85%), durazno con destino industria (66%) y olivo (65%). La manzana y la pera registraron caída en la cosecha del 25% y 30% respectivamente.

Asimismo, destaca los importantísimos aumentos que han tenido las frutas de carozo con relación al año pasado.

El Ministerio de Agroindustria de Mendoza reveló que fueron 70.000 las hectáreas afectadas. Los principales daños se produjeron en Valle de Uco y San Rafael, siendo finalmente las frutas de carozo las más perjudicadas

En este marco, se destaca que los precios promedios mensuales mayoristas de la ciruela  tuvieron un aumento de 470 % y los de los duraznos un 370 % más con relación al 2013.

En lo que respecta a hectáreas trabajadas durante esta última temporada, se destaca que en el sur fueron 3.095 hectáreas de durazno para industria, 1800 para durazno en fresco, 11.652 para ciruela industrial, 336 para ciruela fresca, 1617 para la pera y solo 68 para la manzana, que tiene el 48% de las hectáreas trabajadas en Mendoza (unas 55.339, sumando el olivo, que en el sur suma 8), seguido por Valle de Uco con 29%, Este el 17 y el Norte con el 6%.

 

PRODUCCIÓN

El IDR estimó una producción total de 221.516 toneladas de frutas, lo que representa una caída del 63% respecto a la temporada anterior. Sin embargo, si se tiene en cuenta cada especie en particular se observa que se desplomó la producción de cerezas (-99 %), ciruelas para consumo en fresco (-90 %), durazno para consumo en fresco (-82 %), ciruelas con destino industrial (-78 %) y olivos (-65 %). En lo que corresponde al sur de la provincia se cosecharon solo 11.749 toneladas de Durazno para la industria, sobre 57.314 a nivel provincial.

En lo que corresponde a durazno para consumo, fueron 5.657 toneladas en el sur de las 18.019 de la provincia, mientras que en ciruela para industria solo hubo 29.995 toneladas en Mendoza, de las cuales 19.675 corresponden a nuestra región y en ciruela para consumo solo se lograron 783 toneladas de las 3170 de la provincia.

En materia de peras la cosecha llegó a 25.776 toneladas de las 60.513 de la provincia, y las manzanas fueron 1.065 sobre 52.508.

En lo que corresponde al olivo, se especula que de las 28.277 toneladas de la provincia, una s14.320 corresponden al sur.

 

SUPERFICIE

IMPLANTADA

A la hora de hablar de superficie implantada durante la última campaña, se reconocen 3.095 hectáreas de durazno industrial sobre 8.155 de la provincia, 1.800 sobre 5.421 en durazno fresco, 11.652 de ciruela industrial sobre 15.561 de Mendoza y 336 sobre 1894 en ciruela fresca. Las peras tuvieron 1617 de 4193, la manzana tuvo 68 de 3.085 y el olivo 8.182 de 16.128

 

PORCENTUAL

En lo que respecta al durazno industrial, su productividad fue de 1,4 toneladas por hectáreas, y el fresco de 3,1 toneladas por hectárea. La ciruela llegó a una productividad de 1,6 en industrial y 2,3 para fresco. La manzana 15,6 toneladas por hectárea y la pera 15,9 toneladas por hectárea.

 

COMPARATIVO

En la temporada 2012-2013 se habían cosechado 60.907 toneladas de durazno para industria en el sur, lo que significa unas 49 mil toneladas más que este año. Para consumo, fueron 35.081, lo que significa 30 mil toneladas menos.

A la hora de hablar de ciruela para industria se pasó de 106.254 toneladas del año pasado a solo 19.675, lo que representa un retroceso inmenso de 87 mil toneladas menos, y en fresco pasó de 5408 a 783, retrocediendo 4.625 toneladas.

En manzana se bajó de 1764 a 1.065, y en pera de 31.969 a 25.776. Mientras tanto, el olivo del sur pasó de 40 mil toneladas a unas 8 mil.

En la producción frutícola, se pasó de 241.377 toneladas a tan solo 70 mil este año, reduciendo unas 171.373 toneladas con relación al año pasado. En este sentido, se estiman bajas del 70% en la producción local.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorUn sobreviviente dijo que la avioneta no pudo aterrizar por los densos bancos de niebla
Artículo siguienteSe lanzó la 15º edición de la Maratón Internacional Mendoza