Estos son los cinco empresarios argentinos más ricos, según Forbes

En un año, los empresarios argentinos más ricos del mundo perdieron USD 12.000 millones  y vieron caer su fortuna desde los USD 70.000 millones del año pasado a los USD 58.000 millones registrados al 30 de abril de 2019. El combo crítico de devaluación, inflación y recesión iniciado en el segundo semestre del 2018 repercutió directamente en la enorme mayoría de los hombres de negocios que integran el Ranking Forbes y varios se cayeron de la lista. La edición local de la revista norteamericana, que saldrá a la venta en el transcurso del día de hoy, muestra cómo quedó esa nómina. ¿Quiénes son, entonces, los cinco empresarios más ricos del país?

1- PAOLO ROCCA

Dueño del Grupo Techint, ocupa el primer puesto por segunda vez, con una fortuna de USD 8.000 millones. Tuvo una baja patrimonial de 17,5% (de los USD 9.700 millones del año pasado), fruto principalmente de la caída de los activos argentinos a partir de la crisis de 2018. «A eso deberían sumarse los coletazos de la causa de los cuadernos. Si bien en abril la Cámara Federal revocó, por falta de mérito, el procesamiento de Paolo Rocca, el efecto se sintió en Wall Street sobre las acciones de sus dos empresas principales: Tenaris (tubos sin costura, de la cual Paolo Rocca es CEO) y Ternium (aceros planos), que suman más de 40.000 empleados globales», aclara Forbes.


El holding, controlado por la familia a través de la sociedad San Faustín, tiene su sede en Luxemburgo y opera en 45 países. En la Argentina, además,
operan Tecpetrol (que revolucionó la producción de gas en Vaca Muerta) y Techint Ingeniería & Construcción.

2. ALEJANDRO BULGHERONI

Es el dueño de Pan American Energy Group (PAEG), la petrolera integrada privada más grande del país. Su fortuna alcanza los USD 6.200 millones, 15% menos que el año pasado, cuando había llegado a los USD 7.300 millones.


La firma surge de la fusión de PAE (exploración y producción, la ex Bridas tras el ingreso de la china CNOOC) con Axion Energy (refinación y comercialización) en asociación con BP. Tras la muerte, en 2016, de Carlos Bulgheroni, la familia quedó encabezada por su hermano Alejandro, Chairman del grupo, y, por otro lado, Marcos, hijo de Carlos, hoy CEO
de PAEG. Sus operaciones se centran en el Golfo San Jorge (Cerro Dragón), un fuerte despliegue en Vaca Muerta, México y Bolivia.

Por fuera de los hidrocarburos, Alejandro apuesta fuerte al agro: viñedos y bodegas en Mendoza, exportación de cerezas, y su proyecto Agroland de
cultivos industriales en Uruguay, según repasa Forbes.

3. GREGORIO PEREZ COMPANC

Su patrimonio asciende a USD 3.000 millones. Fue otro de los que perdió con respecto a lo que tenía el año pasado (USD 3.900 millones). La merma fue del 23%. Según repasa Forbes, una de las familias más ricas de la Argentina, solo entre 2015 y 2018, desembolsó al menos US$ 243 millones en rubros que van desde los servicios petroleros y las telecomunicaciones hasta los alimentos. Así, sumó los activos locales de la sueca Skanska, las locales Tel3, Bolland y La Salteña, por citar solo algunos de los movimientos recientes.

«Si bien el tropezón de la economía argentina licuó el valor de las acciones de Molinos Río de la Plata y Molinos Agro, sus dos buques insignia en el mercado bursátil local, la familia cuenta con un family office muy sofisticado con base en Nueva York que le permite sortear los vaivenes de la economía doméstica», afirma la revista.

4. ALBERTO ROEMMERS

Su fortuna creció de los USD 1.800 millones del año pasado a USD 2.800 en 2019. Fue, del top five, el único que mostró un alza (55,5%) en su patrimonio. La venta, a comienzos del año pasado, del 50% de la participación que la familia tenía en Mega Pharma es la razón que explica este salto patrimonial en el último año.


La compañía fue, hasta mayo de 2018, el mayor brazo inversor que tenía el grupo argentino para gestionar sus operaciones fronteras afuera. Surgió en 2002, fruto de un acuerdo entre la familia alemana Struengmann y los Roemmers, también de origen germánico. Esa alianza le permitió estar presente en 20 países de Latinoamérica y ocupar posiciones de liderazgo en la mayoría de los mercados. Pero tras más de 15 años de relación, Roemmers habría obtenido US$ 1.100 millones para abandonar la compañía. Hoy, sigue operando en el rubro a través de otra sociedad, denominada Siegfried, con presencia en México, Colombia, Perú y Ecuador, relata Forbes.

Mientras tanto, en el mercado local, la familia aún ostenta el control sobre cinco de los diez medicamentos más vendidos y conserva el 44% de las acciones de otra compañía familiar, Gador, cuarto laboratorio del país.

5. JORGE PEREZ

Conocido como «Miami condo king» o el «Donald Trump latino», Pérez dirige Related Group desde su fundación, en 1979. De padres cubanos, nació en la Argentina, fue criado en Colombia pero luego se radicó en los Estados Unidos. Lleva desarrolladas más de 90.000 unidades en condominios y edificios residenciales y su fortuna alcanza los USD 2.600 millones. También perdió respecto del año pasado, cuando había llegado a los USD 3.000 millones.


Comenzó su carrera en la década del 70, con viviendas de bajo costo. Con el paso de los años, su modelo de negocios fue cambiando y en la década del 80 de convirtió en el constructor más importante de Miami, con edificios icónicos: St. Regis Resort and Residences, Hallandale Beach Club y la Trump Hollywood. El empresario cobró notoriedad en la Argentina en los últimos años por su desembarco en Puerto Madero, con su primer gran proyecto: SLS Lux, que demandó un desembolso de US$ 250 millones, según cuenta la revista norteamericana.

También integran la lista de los 50 empresarios argentinos más ricos del mundo el fundador y CEO de Mercado Libre, Marcos Galperín, quien en mayo duplicó el valor de mercado de su compañía tras presentar su último balance y se convirtió en la empresa argentina más valiosa de Wall Street (su patrimonio asciende a USD 2.500 millones); el dueño de Corporación América, Eduardo Eurnekián (USD 1.500 millones); Luis Pagani, de la alimenticia Arcor (USD 1.100 millones); el supermercadista Alfredo Coto (USD 870 millones) y el desarrollador inmobiliario Eduardo Costantini (USD 790 millones).

Además, figura en el listado Wenceslao Casares, cuyo primer gran éxito fue el banco online Patagon. Hoy es el CEO de Xapo, el mayor custodio de bitcoins del mundo y cuenta con USD 660 millones. La familia Blaquier, dueños de Ledesma (USD 550 millones), también integra la lista, así como el grupo Macri, con USD 540 millones. Con USD 430 millones, los herederos de María Amalia Lacroze de Fortabat ocupan el puesto 34 y le sigue Lionel Messi, con una fortuna de USD 420 millones.

Según cuenta Forbes, seis miembros de la edición anterior salieron de la lista. Julio Patricio Supervielle, Eduardo José Escasany, Nicolás Martín Caputo y familia, Daniel y Pablo Lucci, Antonio Ángel Tabanelli y los hermanos Garbarino sufrieron los achaques de la crisis con una intensidad que les impidió conservar un patrimonio superior a los US$ 360 millones, monto que representa el escalón de ingreso al ranking este año versus los USD 480 millones del año anterior.

Quienes, por el contrario, ingresaron al ranking son Francisco De Narváez y familia, Samuel Liberman Falchuk, Casares, la familia MayerWolf, David Sutton Dabbah y Messi.