“Estoy podrida de denunciarlo y que nadie haga nada”: los duros audios de la joven asesinada en Paraná

El cuerpo de Fátima Acevedo estaba en un pozo de 18 metros de profundidad. La joven, de 25 años, estaba desaparecida desde hacía una semana al salir de la Casa de la Mujer de Paraná donde se encontraba alojada tras denunciar por violencia de género a su expareja, Jorge Martínez.

 

En principio, Martínez estaba acusado de «amenazas, lesiones graves, agravadas en grado de tentativa; privación de la libertad coaccionada, en contexto de violencia de género contra la mujer y defraudación en grado de tentativa«, pero la imputación se agravó tras el hallazgo del cuerpo y ahora seguirá con prisión preventiva hasta el inicio del juicio por femicidio, delito que prevé la pena de prisión perpetua.

 

El fiscal a cargo de la investigación, Leandro Dato, basó su acusación en unas notas escritas por Martínez en las que se hizo pasar por Fátima, búsquedas en Google de salas velatorias, el intento de uso de la tarjeta de débito de la víctima y las denuncias por violencia y amenazas de muerte realizadas por la mujer.

 

En medio de la conmoción por el femicidio, en las últimas horas se conocieron unos audios de WhatsApp que Fátima le había enviado a una amiga contándole sobre el calvario que el ahora detenido le hacía sufrir.

 

«Ya estoy podrida de denunciarlo en la policía y que nadie haga nada, ni la policía ni el juzgado ni nadie«, decía en uno de esos mensajes, el 15 de noviembre pasado. Después, soltó una frase que fue casi el presagio de su destino: «Puede ser que cuando termine muerta por culpa de él, la policía y el juzgado hagan algo«.

 

En diálogo con Canal Nueve Litoral este domingo, otra amiga de Fátima se lamentó: «Era alguien que gritaba que la ayudaran. Estaba en la calle sola y nadie hizo nada cuando ella estaba con vida. Ahora nosotras vamos a hacer lo posible para que se haga lo que se debería haber hecho antes«.

 

Fuente: TN