Europa: Numerosas marchas feministas contra la violencia sexista

Miles de manifestantes se concentraron en Francia el fin de semana convocados por un colectivo ciudadano para protestar contra las«violencias sexistas y sexuales», una iniciativa que tuvo réplicas en multitud de ciudades europeas. Estaban previstas manifestaciones en medio centenar de ciudades francesas, incluida París, donde un cortejo marchó hacia el este de la capital, a buena distancia de las protestas de los «chalecos amarillos» contra el alza de los impuestos de los carburantes.

Según la organizadora, Caroline de Haas, 50.000 personas se concentraron en Francia. De ellas 30.000 desfilaron por París, frente a las 2.000 del año anterior que apuntó una fuente policial. Por su parte, las autoridades contabilizaron 12.000 manifestantes en la capital francesa.

Vestidos de violeta, estos reclamaron «el fin de la impunidad de los agresores» y «medios económicos suficientes». «Estoy aquí para apoyar a todas las víctimas y continuar esta lucha que comenzó mucho antes que yo», declaró la actriz francesa Muriel Robin, que reunió a más de mil mujeres en París en octubre contra la violencia doméstica.

En Marsella y en Rennes, varios cientos de personas se manifestaron, la mayoría llevando algo de color violeta: un pañuelo, unos pendientes o algo de maquillaje. Para Tanguy, un estudiante de 19 años, «es un movimiento que no entiende de sexo, no es una lucha de mujeres contra hombres sino una lucha de hombres y mujeres juntos contra las desigualdades».

Creado en septiembre y apoyado por varias asociaciones, este movimiento bautizado #NousToutes (Todas nosotras) espera «pasar del testimonio a la acción», un año después de la ola #MeToo, que provocó un aumento del 23% en los casos de violencia sexual denunciados a la policía.

En Francia 123 mujeres murieron a manos de su pareja o su expareja en 2016, es decir una cada tres días. Cada día son violadas más de 250 mujeres, según cálculos oficiales. Otras marchas fueron también organizadas en varias ciudades europeas, en la víspera de la jornada internacional por la eliminación de la violencia hacia las mujeres, el 25 de noviembre.

El sábado por la noche, en el centro de Madrid, una marcha nocturna reunió a cientos de feministas, que desfilaron al ritmo de los tambores y corearon: «Estamos todas. Faltan las asesinadas». El domingo están previstas numerosas manifestaciones, tanto en la capital española como en Barcelona y otras ciudades de España.

En Ginebra y en Atenas, varios cientos de personas se manifestaron el sábado y un poco más de 1.000 desafiaron a la lluvia en Roma, lanzando al aire 106 globos rosas, en recuerdo de las mujeres asesinadas en lo que va de año, según un fotógrafo de la AFP.