Excarcelaron al policía que pateó y mató a un hombre

El efectivo de la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,  que estaba detenido por haber causado la muerte de un hombre en el barrio porteño de San Cristóbal luego de darle una patada en el pecho, fue excarcelado esta tarde y seguirá bajo investigación.

El planteo de excarcelación había sido presentado ayer por la tarde por la defensa del oficial inspector Esteban Armando Ramírez, luego de ser indagado por la jueza en lo Criminal y Correccional 8, Yamile Susana Bernan, por la muerte de Jorge Martín Gómez, de 41 años.

Pese a la excarcelación, Ramírez continuará imputado por «homicidio preterintencional», un delito excarcelable, ya que prevé una pena de entre uno y tres años de prisión y reclusión de hasta seis años.

El artículo 81 del Código Penal, en su inciso b) contempla esa pena a quien «con el propósito de causar un daño en el cuerpo o en la salud, produjere la muerte de alguna persona, cuando el medio empleado no debía razonablemente ocasionar la muerte».

En el caso de Gómez, la autopsia reveló que el hombre murió debido a un traumatismo craneoencefálico. Esto debido al golpe en la cabeza que sufrió luego de la patada del efectivo policial.