Familia y pandemia

El Día Internacional de las Familias se celebra el 15 de mayo de cada año, con el fin de concienciar a la población sobre el papel que tiene la familia en la educación y la formación de los hijos desde la primera infancia, así como fomentar los lazos familiares y la unión familiar.
El origen de esta importante fecha se establece a partir de los años ochenta. Sin embargo, en el año 1994 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó este día oficial, tomando en cuenta que la familia es el núcleo central de cualquier sociedad. Desde entonces, este día representa una fecha emblemática para resaltar el valor de la familia a nivel mundial. De ella depende que los seres humanos logren integrarse de manera sana y completa en su entorno y así alcanzar niveles de convivencia, donde se respeten las reglas y normas que rigen a la sociedad.
Para el año 2021 el tema central para la celebración del Día Internacional de las Familias es el impacto de las nuevas tecnologías en el bienestar de las familias, en concordancia con la temática del 59º período de sesiones de la Comisión de Desarrollo Social de las Naciones Unidas: «Transición socialmente justa hacia el desarrollo sostenible: la función de las tecnologías digitales en el desarrollo social y el bienestar de todos». El avance y recientes tendencias tecnológicas en tiempos de pandemia han propiciado el incremento del uso de plataformas digitales, computación en nube y uso de macrodatos. En tal sentido, es de vital importancia la promoción de estas tendencias, así como la formulación de políticas orientadas hacia las necesidades de la familia.
La pandemia y las medidas de aislamiento han venido a imponer un enorme desafío para las familias, que debieron –y deben– adaptarse a momentos y situaciones inéditas. Muy probablemente estemos aún en periodo de aprendizaje. Las particularidades de cada grupo familiar deparan tantos análisis como familias haya, pero más allá de ello, la importancia del apoyo y acompañamiento de la célula básica de la sociedad sigue siendo fundamental, hoy más que nunca frente a un fenómeno angustiante y demandante.