Febrero fue el mes con menos accidentes fatales de los últimos 20 años en Mendoza

En febrero de 2019, hubo 14 víctimas en accidentes de tránsito, mientras que en 2018 y 2017 hubo 12 y 28 muertos, respectivamente. El antecedente con menos fallecidos en un mes se produjo en setiembre de 2014 y en noviembre de 2016, con 5 víctimas fatales en cada mes.

Para comprender a qué obedece esta disminución de febrero 2020, Orlando Corvalán –jefe de la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial– indicó que los datos son alentadores y están directamente relacionados al conjunto de medidas de la nueva Ley 9024, que incorporó y actualizó la legislación de seguridad vial.

“Para los tiempos que corren, la aplicación de la nueva ley fue el disparador desde el Estado, de un conjunto de medidas, como lo son los mayores controles policiales, sanciones y el rol fundamental de los municipios como nuevos actores de control. Estos últimos han desarrollado sus cuerpos de fiscalizadores, sus juzgados y las campañas de prevención que hemos desarrollado desde hace algún tiempo con muy buenos resultados”, apuntó Corvalán.

Además, señaló que el seguimiento de los datos permite que el Observatorio Vial desarrolle una mayor inteligencia en las medidas y operativos en zonas determinadas: “Creemos que ese es el camino, el de trabajar todos en conjunto con el objetivo del plan anual de seguridad”, sostuvo.

Por su parte, Oscar Hómola –director de Seguridad Vial– analizó que la mejora en los resultados estadísticos (sobre víctimas fatales en el lugar del hecho de los accidentes) se pueden entender por el cambio de la legislación que está dando sus resultados, ya que han pasado dos años con la nueva normativa, que ha aplicado nuevos conceptos para la movilidad para Mendoza. “Esta mejora también obedece al incremento de los controles, como los de alcoholemia y a la aparición de las policías de tránsito municipales, por lo cual hay muchos más actores en lo que hace a la seguridad vial de lo que había años atrás”.

Alcohol: lo que señala la nueva Ley de Seguridad Vial

Está prohibido conducir automóviles bajo los efectos del alcohol, con alcoholemia superior a 500 miligramos por litro en sangre y, para quienes conduzcan bicicletas con o sin motor, motocicletas o ciclomotores, queda prohibido hacerlo con alcoholemia superior a 200 miligramos por litro en sangre.

Respecto de los conductores de vehículos automotores destinados al transporte de pasajeros y de carga, se dispone que deben conducir con tasa de alcoholemia cero gramos por litro en sangre. La autoridad competente realizará el respectivo control mediante el método adecuado aprobado a tal fin.

Se prohíbe conducir bajo los efectos de psicotrópicos, estupefacientes, estimulantes u otras sustancias análogas, entre las que se incluirán, en cualquier caso, los medicamentos u otras sustancias bajo cuyo efecto se altere el estado físico o mental apropiado para circular sin peligro.

Se establece que todos los conductores de vehículos automotores se encuentran obligados a someterse a las pruebas que la reglamentación de la presente establezca para la detección de posibles intoxicaciones, configurando una falta leve la negativa a realizarlo y, a su vez, la presunción en contrario.

En la actualidad, las multas económicas por alcoholemia pueden ir de $36 mil a $108 mil, pero además, y según la gravedad de los casos, los conductores sancionados pueden sufrir inhabilitaciones para conducir, se les puede retener el vehículo e incluso están contemplados hasta 30 días de arresto.

La imagen de la nota es ilustrativa.

 

Fuente: Jornada

Compartir

¿Cree que le afecta a los niños el encierro por la cuarentena?

Artículo anteriorCornejo y Latorre proponen una consulta popular vinculante por el aborto legal
Artículo siguienteTwitter se suma a las historias: los fleets