Femicidio de Florencia Peralta: Barry va a tribunales en búsqueda de ser sobreseído

Hoy a las 12 tendrá un nuevo capítulo la causa por la que se investiga el femicidio de Florencia Peralta, ocurrido el 13 de septiembre de 2016 en su casa de calle Barcala, en Pueblo Diamante.
Después de estar ligado a la investigación por casi dos años, Gassimou Barry podría ser sobreseído este mismo día, si así lo resuelve el juez Sergio González, quien evaluará el pedido del defensor del guineano, Guillermo Rubio.
Para Rubio, no existen elementos que vinculen a Barry con el crimen de Florencia, ni su supuesto encubrimiento ni mucho menos participación en el femicidio. En virtud de ello, y con las pruebas que existen en el expediente, sostendrá la inocencia del guineano y –consecuentemente– pedirá el sobreseimiento.
Como representante del Ministerio Público estará el fiscal Mauricio Romano, quien tendrá voz en la audiencia. Se estima que Romano no obstaculizará el planteo de Rubio, teniendo en cuenta que no tuvo reparos cuando se resolvió la excarcelación de Barry.
Barry fue detenido en abril del año 2017, luego que los investigadores detectaron que tenía en su poder el celular que pertenecía a Florencia y del que nada se sabía desde el día del crimen. Cuando descubrieron dónde estaba el poseedor del móvil, fueron a buscarlo a Buenos Aires, pero el sospechoso logró fugarse. Más tarde alegó que se había escapado debido a un proceso que se le había iniciado en la Ciudad de Mendoza por una presunta agresión a su actual pareja, causa que no prosperó en la Justicia.
Finalmente el vendedor ambulante fue hallado en la Ciudad de Rosario, desde donde fue enviado a San Rafael. En nuestro departamento quedó detenido y en principio se lo imputó por “encubrimiento agravado” y –alternativamente– por “homicidio criminis causa”. Con el correr de la instrucción surgieron elementos que alejaron a Barry de los delitos que se le endilgaban, a tal punto que hoy podría quedar sobreseído sin siquiera llegar al juicio que, por ahora, tendrá como único acusado a Damián Ortega, la ex pareja de Florencia y principal sospechoso del crimen.