Fiscales del Caso Próvolo

Alejandro Iturbide y Gustavo Stroppiana fueron claves en el desenlace del “Caso Próvolo”, cuyo juicio terminó con condenas de 45 y 42 años para los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi, y 18 años para el jardinero Armando Gómez, por el reiterado y sistemático abuso sexual contra niños y niñas sordas e hipoacúsicos.
Iturbide y Stroppiana integraron el Ministerio Público Fiscal y fueron –ni más ni menos– los responsables de añadir al expediente las pruebas que terminaron condenando a los curas Corbacho y Corradi y al jardinero Gómez.

Compartir

¿Cree que éste es un momento oportuno para promover cambios en la Corte Suprema de Justicia de la Nación?

Artículo anteriorPróvolo: “La Iglesia no ha tenido en cuenta el daño y el dolor ocasionados”
Artículo siguienteFamiliar de una de las víctimas dijo que fue una sentencia «reparadora»