Fortalecer el Cañón del Atuel y dar vida al Cañón del Diamante: dos objetivos del turismo en San Rafael

Uno de los grandes objetivos del sector turístico local es ampliar la posibilidad de conseguir nuevos atractivos que permitan que los visitantes extiendan su estadía por más tiempo en San Rafael. Nadie duda de las bellezas y atractivos de nuestro departamento, pero un limitante es la difícil accesibilidad a muchos de los bellos lugares turísticos que tenemos.
En este marco, la nueva conducción de la Cámara de Turismo plantea la necesidad de dar continuidad a dos proyectos importantes que tienen que ver con el corazón del turismo local. Uno es la finalización del proyecto del Cañón del Atuel y el otro es el desarrollo del Cañón del Diamante.
Las actividades acuáticas en el río y el desarrollo de la posibilidad de vincularse con la montaña son dos puntos fundamentales para San Rafael, y los prestadores lo saben. Es por eso que apuntan a lograr estos dos grandes anhelos que desde hace años se vienen pidiendo.
En lo que respecta al Cañón del Atuel, hace algún tiempo se viene impulsando un proyecto ejecutivo para su puesta en valor. Se trata de 50 kilómetros de camino entre Valle Grande y El Nihuil. El gran anhelo es lograr su pavimentación y tener un desarrollo similar al famoso camino de “las altas cumbres”, en la vecina provincia de Córdoba.
La puesta en valor y asfaltado del camino generaría un camino seguro que permitiría su operatividad durante todo el año, sin tener tantas preocupaciones por las lluvias y los derrumbes que se registran en el actual trazado de suelo natural.
En lo que respecta al denominado “Cañón del Diamante”, el objetivo es la puesta en valor del camino que une el dique Agua del Toro con la Villa 25 de Mayo. Son unos 60 kilómetros de trazado que pretenden que vaya costeando el río y así sumar un atractivo con similar o mayor proyección que el Cañón del Atuel.
Hace algunos años se planteó la posibilidad de un crédito del BID que hablaba de una inversión de 20 millones de dólares, el cual –finalmente- no se concretó.