Francia: murió un chofer de colectivo al que le dieron una golpiza por exigir el uso de tapabocas

El chofer de un colectivo que estaba con muerte cerebral después de ser agredido brutalmente el domingo pasado por la noche en Bayona (Francia) falleció este viernes. Políticas, especialmente de las filas de la derecha, pidieron “las sanciones más severas” a los atacantes que le propinaron una golpiza porque el conductor les pidió que usaran tapabocas.

Decidimos dejarlo ir. Los médicos también lo apoyaron”, dijo Marie Monguillot, de 18 años, sobre su padre, Philippe. Un poco antes, su madre, Véronique, acababa de anunciar en las redes sociales: “Mi esposo murió a las 5.30 pm, RIP my love”.

Según la fiscalía de Bayona, el conductor de 59 años, padre de otras dos jóvenes, de 21 y 24 años, fue agredido “severamente”, golpeado y gravemente herido en la cabeza, mientras revisaba el boleto de una persona y exigía a tres pasajeros que se pusieran el tapabocas.

El primer ministro de Francia, Jean Castex,recordó a Monguillot y describió que fue “cobardemente atacado” de noche. Aseguró en Twitter que “la justicia castigará a los autores de este crimen despreciable”. ”Este acto odioso y cobarde no debe quedar impune”, tuiteó también por la tarde el ministro del Interior, Gérald Darmanin.

Dos hombres de 22 y 23 años sospechosos de haberle propinado la paliza fueron acusados y encarcelados por “intento de homicidio voluntario”, una calificación legal que probablemente cambie debido al fallecimiento de la víctima.

Dos presuntos cómplices también fueron detenidos esta semana, acusados sobre todo de “no prestar ayuda a una persona en peligro”.