Francisco recibe a la reina de Inglaterra 32 años después de la guerra de Malvinas

|
|
|

El papa argentino Francisco recibirá por primera vez este jueves en el Vaticano a la reina Isabel II de Inglaterra, un día después de cumplirse 32 años de la guerra de las Malvinas entre Argentina y el Reino Unido.

La reina, de 87 años, quien viaja acompañada por su marido, el duque de Edimburgo, de 92 años, permanecerá sólo unas horas en Roma, para reunirse primero con el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano y en la tarde con el papa latinoamericano.

El protocolo para la reunión entre los dos jefes de Estado ha sido aliviado debido a la edad de la pareja real británica, según indicaron fuentes diplomáticas.

La reina será recibida a las 15:30 hora local (13.30 GMT) en una sala anexa de la moderna sala de audiencias Pablo VI y no en el suntuoso palacio apostólico.

La anciana pareja real suele viajar al exterior en contadas ocasiones y su programa en Roma ha sido recortado para evitarles fatiga.

El último viaje que realizaron fue en 2011 para visitar Australia.

Si bien la visita mantendrá un tono formal, los asuntos que dividen al líder de los católicos con la máxima representante de los anglicanos, son muchos.

Pero la controversia más interesante es por las Islas Malvinas o Falklands Islands, ya que el encuentro se celebra un día después de cumplirse 32 años del desembarco argentino en las islas Malvinas que derivó en una guerra entre Argentina y el Reino Unido.

La guerra de las Malvinas se inició el 2 de abril de 1982 con el desembarco de tropas argentinas ordenado por el régimen militar en el archipiélago y concluyó en junio de ese año con su rendición ante las fuerzas enviadas por el Reino Unido.

En el conflicto murieron 255 británicos, 3 isleños y 649 argentinos y más de 1.300 resultaron heridos o mutilados.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorEs irrecuperable el estado de motociclista accidentado
Artículo siguienteCapitanich aseguró que los linchamientos son «expresiones de una extrema derechización»