frase

Mi padre nunca había estado tan cerca de mí como en los momentos en que creí haberlo perdido.| O. Soriano