Frigerio en Mendoza: «El problema de la inflación lleva 70 años en la Argentina»

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio, estuvo este viernes en Mendoza e inauguró una obra de cloacas en Luján de Cuyo. En la ocasión, pidió a los mendocinos que apoyen el proyecto de Mauricio Macri.

En su visita a la provincia el ministro de Macri dio un claro apoyo a Rodolfo Suarez y a Sebastián Bragagnolo, candidato a intendente de Luján de Cuyo. Además, resaltó que son «tremendas gestiones» la del gobernador Alfredo Cornejo en la provincia y la de Omar De Marchi en Luján de Cuyo.

«Algunos pretenden hacer creer que la obra pública, las cloacas, el agua potable, el asfalto y tantas otras cosas que se hacen no son prioridad, que lo único importante es llenar la heladera. Por supuesto que es prioritario, la posibilidad de tener una vida digna es prioritario, pero esto también hace a la dignidad de la personas», dijo en su discurso el funcionario nacional.

Y añadió: «Esto tiene que ver con el trabajo en equipo, con que finalmente los argentinos entendamos que nos tenemos que poner una sola camiseta, más allá de los colores partidarios, más allá de las diferencias y de los agravios. Si todos nos ponemos la camiseta de la selección nacional, estas obras van a ser una realidad para todos».

Luego de la inauguración Frigerio dialogó con la prensa e hizo hincaipé en que todos «tenemos que deponer esas actitudes egoístas e individualistas», y sin nombrarlo lanzó un palito para Alberto Fernández: «Pedimos que todos asuman su responsabilidad, todos los dirigentes políticos tienen su responsabilidad», dijo.

Y acerca de cómo continurá el trabajo de la gestión de Macri el ministro manifestó: «El objetivo fundamental de acá al final del mandato es sostener un tipo de cambio en estos niveles. Porque lamentablemente en la Argentina las depreciaciones del tipo de cambio generan inflación y ese es el peor flagelo que están atravesando las familias argentinas».

Por otra parte, acerca de la inflación el funcionario esbozó: «Hemos cambiado muchas cosas, y no hemos podido cambiar otras. El problema de la inflación lleva 70 años en la Argentina. No hemos podido cambiarlo, lo reconocemos».

Fuente: Jornada