Fuerte caída del patentamiento de motos durante junio

El sexto mes del año fue uno de los más complicados para los diferentes sectores, principalmente por la “turbulencia” cambiaria, que generó una fuerte devaluación del peso frente al dólar y una notable incertidumbre de los consumidores a la hora de enfrentar determinadas inversiones.
Como informamos la semana pasada, después de varios meses consecutivos de crecimiento, la inscripción de automóviles y camionetas cero kilómetro tuvo una caída a nivel nacional y lo mismo sucedió, el mes pasado, con el patentamiento de motos, quizás lo más llamativo después de un extenso período de incesante crecimiento.
De acuerdo a las estadísticas del Registro Nacional de la Propiedad Automotor, en San Rafael, en las dos oficinas donde se asientan motovehículos, se registró una caída del 43% de los patentamientos en junio respecto a mayo, con 156 inscripciones contra 278, respectivamente.
En nuestro departamento, la venta de motos, desde 2016 hacia adelante, repuntó significativamente, a tal punto de duplicarse los patentamientos en ese año respecto al anterior. Luego, con el correr de los meses, las inscripciones nunca dejaron de crecer entre un mes y el anterior, hasta el crítico junio de 2018, cuando después de mucho tiempo hubo un efecto recesivo que no sólo afectó al mercado motociclístico, sino en general a todos los sectores.

Creció en el semestre
Más allá de la notable disminución de venta de motos en junio con relación a mayo, en el primer semestre de 2018 el patentamiento de estos vehículos aumentó respecto al mismo período de 2017.
Siempre en base a los números de la DNRPA, en la primera mitad de este año se patentaron 1.926 motos, mientras que en el mismo semestre de 2017 fueron 1.566 las inscripciones, es decir, que el crecimiento fue del 23%.
La situación macro de la economía no dejó a nadie fuera del efecto recesivo que se percibe desde el mes pasado. Además de la caída en la actividad vehicular, también se produjo un fuerte descenso en las ventas minoristas, con los supermercados como uno de los principales afectados.
Lo que viene, de acuerdo a lo que estiman los analistas, no será diferente y se prevé que junio sea el mes de inflación más alta en lo que va del año. Los aumentos de tarifas de servicios también impactan en el bolsillo de los consumidores y aquellos que apostaban a la compra de bienes vehiculares, ahora esperan.
En este contexto, desde agencias locales reconocieron que bajó la cantidad de cuotas en las que podía adquirirse una moto y subió la tasa de interés, dos elementos que han sido influyentes en la caída de las ventas durante junio.

Compartir
Artículo anteriorTAPA 100718
Artículo siguienteFestejos patrios