Genaro Vuanello, su vida en Italia y el cariño por San Rafael

El delantero sanrafaelino obtuvo el ascenso con el lvamaddalena de Italia

El delantero sanrafaelino Genaro Vuanello actualmente vive en la isla La Maddalena, al norte de Cerdeña en Italia, donde viene de ascender a la quinta división de aquel país con la Associazione Sportiva Dilettantistica Ilvamaddalena.

El futbolista ex Deportivo Argentino de nuestro departamento, Gimnasia y Esgrima de Mendoza, Quilmes y el Deportivo Maipú, tiene 28 años y vive junto a su novia Victoria y Vincenzo, su hijo que nació este año.

 Diario San Rafael habló con el jugador y contó: “Acá prácticamente con respecto a la pandemia está todo normal, solo locales comerciales tenés que entrar con barbijo y en el supermercado con guantes y barbijos, mientras que en las playas las más concurridas tienen un cupo limitado de gente y te cobran para que no se llenen. Ahora en julio se va a poder viajar a los países de la Unión Europea pero más calmo que antes”.

“La vida de acá es otra cosa realmente, yo llegué en agosto del 2018, ya se van a cumplir dos años que estoy acá. He jugado dos campeonatos, estoy en la isla La Maddalena que es un archipiélago bien al norte de Cerdeña en donde la capital de ahí es Cagliari siendo muy chiquito, pero muy tranquilo y comparado con la Argentina es otra cosa. Si bien en todos lados se viven problemas, no es la situación económica y social que se vive en la Argentina, me vine justamente por eso ya que estaba cansado de la inseguridad y pasarla mal económicamente”, explicó el delantero.

Habló de su presente y la gran temporada que tuvo

Respecto al nivel de allá, contó: “El torneo que jugamos la temporada pasada es una sexta categoría, y nosotros ascendimos a la quinta, mientras que a partir de la cuarta ya son profesionales y se denominan Serie D, Serie C, Serie B y Seria A que es la máxima categoría de Italia. Desde ya hay pocas similitudes con la Argentina, acá las estructuras de las canchas son de césped sintético, hay normas para el público como plateas techadas y si bien es una categoría baja en la que estoy, se asemeja a estructuras de Primera Nacional o Federal A de nuestro país y el nivel de jugadores a un Torneo Regional”.

De su temporada individual y lo que viene, comentó: “La verdad que muy bien, el año pasado jugué bastante hasta que me rompí el ligamento cruzado anterior por lo que me tuve que operar. Terminamos quintos y este año ascendimos, faltaban 8 fechas para terminar y hasta que se frenó pude marcar 25 goles en 40 partidos que tengo con la institución. El fútbol se dice que se empieza normal, las pretemporadas comienzan en agosto y un mes después arranca el campeonato”.

“Hace poco renové con el club por una temporada más, pero mi idea es seguir unos años más acá. No pienso en volver al fútbol argentino por ahora”, subrayó.

Párrafo aparte hizo Genaro al contar de lo que significaron las instituciones en donde estuvo: “Gimnasia fue muy importante porque fue el que me vio jugar en las ligas inferiores, haciéndome debutar en el profesionalismo. En Quilmes fue una experiencia increíble, quizás iba con más expectativas de jugar, pero fui consciente que era otro nivel más difícil, enfrenté a jugadores y tuve compañeros de mucho nombre, conocí estadios, pudiendo disfrutar el fútbol de Primera División que para un jugador de fútbol es lo máximo”.

Genaro no se olvidó de su San Rafael natal, explicando: “Me acuerdo que cuando era chico mi papá nos llevó junto a mi primo para jugar unos partidos de liga con Deportivo Argentino. Tenía 7 años y jugábamos a lo ancho de la cancha, en ese entonces jugaba de lateral izquierdo todavía no era delantero, son muy lindos los recuerdos que tengo en Deportivo Argentino”.

“Siempre aprecio los clubes en los que estuve como Deportivo Argentino, Gimnasia, Maipú, mi papá es de Huracán de San Rafael y cuando era chico iba a la cancha, tengo amigos ahí por lo que lo sigo”, agregó Vuanello.

De su familia y hace cuanto que no viene a nuestro departamento, especificó: “La verdad que se extraña a la familia, desde el año que pasado que no voy a San Rafael y teníamos pensado ir en estas vacaciones, pero ya no vamos hasta el año que viene”

Concluyendo hizo referencia a los aspectos positivos y negativos que tuvo en esta pandemia: “Positivas fue que pasé mucho tiempo con mi familia, mi hijo nació hace dos meses en plena pandemia, pude disfrutar todo este proceso compartiendo con mi novia. Mientras que negativo me quedó que no pudimos salir campeones como debíamos; dentro de una cancha, fue un sabor amargo, pero se disfruta porque es un ascenso”.

Compartir

¿Cree que éste es un momento oportuno para promover cambios en la Corte Suprema de Justicia de la Nación?

Artículo anteriorVolvió el beach vóley en el Club Deportivo Argentino
Artículo siguienteCoronavirus en Mendoza: Se registraron cuatro casos positivos en las últimas 24 horas