Gobierno nacional destacó avances en Portezuelo del Viento

Se entregó un estudio de impacto ambiental

Hace unos días se reunieron los cinco gobernadores de las provincias que integran el comité de la cuenca donde se emplazará en el futuro la presa Portezuelo del Viento y se dio un paso importante al entregarse dos informes que habían sido requeridos por el laudo del presidente Mauricio Macri para el avance del proyecto.
Se trata de un estudio de impacto ambiental hecho por dos universidades ajenas a los intereses de la cuenca y las reglas para el llenado y manejo del embalse. Aprobados anteriormente por el Comité Ejecutivo del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), ahora se entregaron ambos informes al consejo de gobierno de dicho comité. Como es habitual, La Pampa se opuso al avance, aunque el resto de las provincias mostraron su acuerdo.
En diálogo con FM Vos (91.5), Pablo Bereciartua, secretario de Infraestructura y Política Hídrica nacional, dijo que “fue una reunión muy importante, con asistencia completa de los cinco gobernadores de Neuquén, Buenos Aires, Río Negro, La Pampa y Mendoza, y el ministro del interior, Rogelio Frigerio. Es una reunión del consejo de gobierno de Coirco, organismo de cuenca del río Colorado. Los representantes de la comisión ejecutiva de Coirco elevaron al consejo los informes finales aprobados que se habían pedido como parte del laudo que hizo el presidente Mauricio Macri”.
Bereciartua evaluó que Portezuelo “es un proyecto bueno para Argentina y representa la necesidad que tenemos en muchas regiones de sumar capacidad de regulación en el territorio para adaptarnos a la variabilidad del clima y poder desarrollar estas áreas y garantizar la vida, la producción y competitividad en esta parte de Argentina”.
Recordó que “es un laudo histórico el de enero de 2018 de Mauricio Macri, por primera vez en 40 años de Coirco fue necesario un laudo del presidente que permita definir si este proyecto debe ser hecho o no, consultó cómo debe ser a las cinco provincias, se recibieron los informes técnicos y emitió un laudo que puso dos condiciones principales. Estos dos informes que se presentaron en la reunión, uno las reglas para el manejo y llenado del agua en el embalse, y el otro el estudio de impacto ambiental extendido para toda la cuenca, fueron aprobados por el comité ejecutivo y elevados al consejo de gobierno en la reunión de la semana pasada”.
Sobre las objeciones de La Pampa, dijo que “hay que garantizar que funcionen las instituciones en esta Argentina, donde volvemos a ratificar la importancia de la democracia, de la república, lo que estamos llevando adelante es histórico, es cumplir con las instituciones y en ese marco por supuesto que puede haber disensos, es genuino que La Pampa tome su postura pero siempre dejando en claro que desde un inicio, en el diálogo que se planteó entre el presidente Macri y el gobernador Carlos Verna, del cual fui testigo, se acordó que estos eran los dos requisitos necesarios para poder llevar adelante el proyecto. La Nación ha supervisado para que se cumpla y ha financiado este estudio de impacto ambiental con dos universidades fuera de la cuenca, lo importante es que funcionan las instituciones en Argentina”.