Gran Bretaña: Una perra quedó ciega tras un ataque de pánico causado por los fuegos artificiales

La historia de Suzy, una perra de Inglaterra que se quedó ciega tras un ataque de pánico durante un espectáculo de fuegos artificiales dio la vuelta al mundo.

Ahora, su dueña Margaret Adams, una mujer de 85 años, inició una campaña para que se prohíba esta pirotecnia por el bien de los animales.

 

Según el medio inglés Metro, cuando comenzó el espectáculo de fuegos artificiales el perro comenzó a sufrir un terrible ataque de pánico y estrés, intentando subirse por las paredes y escondiéndose en los rincones más oscuros de la casa. Al día siguiente, la mujer descubrió que los ojos de Suzy estaban distintos.

 

El veterinario diagnostico que el animal tiene un glaucoma en ambos ojos y que no puede ver nada.

 

 

 

Fuente: Telefe Noticias