Gran Mendoza: la brecha entre ricos y pobre sigue creciendo

El primer semestre de 2019, el 10% de la población que se ubicaba en el segmento más vulnerable tuvo ingresos promedio por $ 7.936. En tanto, el 10% más favorecido logró $ 112.217. Cada uno de estos deciles incluye poco más de 31 mil hogares.

Estos  datos de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) que dio a conocer este domingo diario Los Andes, expresan la desigualdad en la distribución del ingreso medida en los aglomerados urbanos.

Esto incluye el dinero que ingresa a un hogar por diferentes medios, ya sea por salario u otras vías como asignaciones familiares, rentas, becas, etcétera.

El 10% de los hogares más ricos se queda con el 29 % de los ingresos.

En términos individuales (no en cuanto a hogares) las personas más ricas perciben ocho veces más ingresos que las más pobres.

El 20% de la población percibe la mitad de los ingresos.

El 40% más bajo percibe alrededor del 15%.

El 40% de los sectores medios se queda con 38%.

La amplia diferencia entre los extremos expresa inequidad, en particular si se tiene en cuenta que lo que ingresa a un hogar se divide entre sus miembros.

La situación usual es que en los hogares con menos poder adquisitivo viven más personas, y esto implica que el reparto de los ingresos per cápita redunde en menos recursos individuales. En términos generales, los hogares «más ricos» tienen la mitad de miembros que los más pobres.

Fuente: Jornada/ Los Andes

Compartir

¿Cree que sería conveniente habilitar el ingreso de turistas de otros lugares de Mendoza a San Rafael?

Artículo anteriorTunuyán: Asesinaron a un anciano en su domicilio
Artículo siguienteDenuncias laborales a través del 148