Gremios docentes aún se oponen al regreso a las aulas

Mientras el ministro de Educación, Nicolás Trotta, recorre el país para «lograr maximizar la presencialidad en las 24 provincias» de cara al inicio del ciclo lectivo que se aproxima, los representantes gremiales de los docentes advirtieron que no acompañarán la vuelta a las aulas si no están dadas las condiciones sanitarias ante el rebrote del COVID-19.

«Si el Estado no se hace presente, se diluyen las chances de ir a la presencialidad en todo el país. Entendemos que hay que hacer un trabajo con fuerte presencia del Estado, que hoy no está. Si seguimos así, estaremos transitando un ciclo lectivo sin educación como en 2020, que fue un año perdido porque cuando queda un solo chico afuera, el año ya está perdido», sostuvo Sergio Romero, secretario general de la Unión de Docentes Argentinos. En una línea similar, la secretaria gremial de la Confederación de Trabajadores de la Educación, Alejandra Bonato, quien se reunió con la administración de la ciudad de Buenos Aires, comentó: «El nivel de circulación dentro de una escuela es tan alto que podría compararse a una fiesta clandestina. En este caso, serían fiestas habilitadas por el Gobierno».

Pese a la postura de los gremios docentes, el Ministerio de Educación de la ciudad de Buenos Aires les ratificó a los sindicatos que tiene previsto que las clases presenciales comiencen el 17 de febrero.

 

Fuente: La Mañana de Neuquén