Grupo de fieles católicos pide la renuncia del Obispo diocesano de San Rafael

Algunos manifestantes se reunieron ayer en las puertas del Obispado local (en avenida Rivadavia y Buenos Aires) criticando con dureza el cierre definitivo del Seminario “Santa María Madre de Dios”, hecho que según el obispo Eduardo María Taussig “no tiene discusión” y ocurrirá a fines de este año. Ante este hecho, pegaron letreros en las paredes del edificio reclamando su renuncia. Hace algunos meses comenzó este conflicto por el posible cierre del Seminario. Monseñor Taussig viajó a Roma, donde tuvo una audiencia con el papa Francisco, donde uno de los temas fue la situación y el futuro de los seminaristas locales, como así también de quienes si bien estudian allí, son oriundos de otras ciudades. A raíz de ese viaje, se había generado –según el Obispo– alguna expectativa de que se revirtiera la medida tomada por la Santa Sede, la cual “no está en discusión”, por lo que a fin de año cerrará sus puertas definitivamente.
Si bien se dice que “no hay motivos para este cierre”, según pudo saber Diario San Rafael, las razones tendrían que ver con “desobediencias”, teniendo en cuenta que la Iglesia católica le da una importancia extrema a la jerarquía de quienes la integran.
Por ejemplo, el Obispo Taussig había dado la orden de que –producto de la pandemia– la comunión se diera en la mano, pero la gran mayoría de los sacerdotes locales que integran este seminario se oponían y seguían haciéndolo según su interpretación del código de derecho canónico que admite como válidas las dos formas de dar la eucaristía a los fieles, en la boca y en la mano, sin respetar las disposiciones de Monseñor.
Por otra parte, si bien quien ordenó el cierre del seminario local fue el cardenal Beniamino Stella, y su orden posee el aval del Papa Francisco, un importante grupo de fieles sanrafaelinos culpan a monseñor Taussig de la situación, al punto de pedir su renuncia.
Por eso ayer en horas de la tarde, un grupo de manifestantes que critican con dureza el cierre del “Santa María Madre de Dios” se acercó hasta las puertas del Obispado para hacerse oír y pegar cartelería pidiendo la renuncia de Taussig.
También trascendió un mensaje a través de redes sociales informando que los seminaristas que están cursando actualmente, no podrán continuar estudiando el año que viene en ningún seminario del país, sino que deberán permanecer en sus hogares. No obstante, fuentes cercanas al Obispo dijeron a nuestro diario que eso es falso, que los seminaristas si podrán hacerlo en otros puntos del país.