Guaidó arranca la «fase definitiva» para sacar a Maduro del poder

El jefe del Parlamento, Juan Guaidó, arrancó este fin de semana lo que ha denominado como la «fase definitiva» de su plan para lograr la salida del gobernante Nicolás Maduro del poder, y convocó a nuevas manifestaciones para el próximo miércoles en todo el país.

«Todos a las calles a la fase definitiva del cese de la usurpación (de Maduro)», dijo Guaidó, quien se autoproclamó presidente interino de Venezuela en enero pasado al considerar ilegítimo al mandatario venezolano por haber jurado para un nuevo período presidencial tras ganar unos comicios tachados de fraudulentos.

Ante miles de simpatizantes, el líder opositor resaltó que esta «fase definitiva» que forma parte de lo que también ha llamado como «Operación Libertad», busca articular a sus simpatizantes en las comunidades de Venezuela para incrementar la presión en las calles contra Maduro.

Asimismo, convocó a los empleados públicos a acudir el lunes a la sede del Parlamento para activar la fase que «les corresponde de Operación Libertad», y reiteró su llamado a conformar «comandos de ayuda y libertad» en toda Venezuela para mantener a la gente movilizada, articulada e informada sobre próximas acciones.

Según dijo, hasta ahora hay 2.000 comandos en todo el territorio. También informó que en Venezuela habrá un «encuentro mundial» de líderes para abordar la «emergencia humanitaria» y buscar posibles soluciones, pero no ofreció más detalles.

Por su parte Maduro volvió a insistir en el diálogo como solución al conflicto político y pidió a México, Bolivia, Uruguay y la Comunidad del Caribe (Caricom) retomar el Mecanismo de Montevideo.

«Yo le hago un llamado al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le hago un llamado al presidente de Uruguay, doctor Tabaré Vázquez, le hago un llamado al presidente de Bolivia, Evo Morales, le hago un llamado a (…) los 14 gobiernos del Caricom a que retomen la iniciativa de diálogo decidida en Montevideo», dijo.

Pidió que «cesen los ataques terroristas» contra su Gobierno, de los que casi siempre responsabiliza a la oposición y a Estados Unidos.

El gobernante también aprovechó para pronunciarse sobre la situación eléctrica del país y dijo que se encuentran trabajando para recuperar la normalidad del fluido tras los apagones del mes pasado que atribuye a actos de sabotaje de la Administración de Donald Trump y sus detractores.