Guerra por el agua: Verna dejó plantado a Cornejo y se tensa la relación entre La Pampa y Mendoza

La tensión entre La Pampa y Mendoza por el uso de los ríos y las obras hídricas no cesa. En medio de la puja histórica por las aguas del Atuel y en busca de un acuerdo por un caudal fluvioecológico mínimo, el gobernador pampeano Carlos Verna decidió ayer dejar «plantado» a nuestro gobernador Alfredo Cornejo, en un encuentro previsto a pocos días del vencimiento del plazo que dispuso la Corte Suprema para llevar una propuesta conjunta sobre el nivel de escorrentía.
Desde La Pampa ya indicaron que no van a ceder frente a la oferta que hizo Mendoza de un caudal de 1,3 metros cúbicos por segundo, cuando el reclamo pampeano, a tono con lo dispuesto por el máximo tribunal, es de un mínimo de 4,5 metros cúbicos, que serían necesarios para mantener con vida el ecosistema.
El 14 de febrero es el plazo final que puso en diciembre la Corte para arribar a un acuerdo por el caudal mínimo que sirva para recomponer el medioambiente en el río y sus alrededores.
El 31 de enero, tras la última reunión técnica de la CIAI (Comisión Interprovincial del Atuel Inferior), donde no hubo acuerdo, Mendoza propuso como una última alternativa de resolución vincular -más allá de los equipos técnicos- a los gobernadores Verna y Cornejo para ver la posibilidad de que esa resolución viniera desde lo político apoyándose en lo técnico. «La Nación trató de acercar las agendas de los dos gobernadores. El mandatario de Mendoza expresó que podía asistir a la reunión de la CIAI, que sería este jueves 8 de febrero, y el gobernador Verna desistió de ir a esa reunión y a cualquier otro encuentro que sea antes del 14 de febrero. Sin voluntad de diálogo rechazó la reunión con Mendoza», indicaron desde el cuarto piso de Casa de Gobierno.